El hambre en Haití ha alcanzado niveles récord en medio de la violencia que está afrontando el pueblo haitiano, de acuerdo a las declaraciones del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este sentido, el director del organismo en Haití, Jean-Martin Bauer refirió que el ente está haciendo todo lo posible para llegar a las personas más vulnerables, “pero al ritmo actual nos quedaremos sin reservas de alimentos a finales de abril”.

De igual manera agregó que “necesitamos la reapertura inmediata del puerto de la capital para traer suministros frescos. También necesitamos acceso libre para transportar alimentos por todo el país y garantizar la continuidad de nuestros programas”.

Explica que el cierre del principal puerto y aeropuerto de Haití ha interrumpido el flujo de suministros a la nación caribeña, y solo el organismo dispone de alimentos suficientes para dar de comer a 175.000 personas durante un mes.

Por su parte el pasado 28 de marzo el politólogo haitiano Jeffers Pierre LaCroix refirió que el Gobierno de los Estados Unidos (EE.UU.) interfiere para hacer más compleja la situación en Haití.

De igual manera, el sociólogo Lautaro Rivara refirió que el problema del hambre no es el de la asistencia alimentaria, sino el de la destrucción de la economía campesina haitiana por parte de las políticas de liberalización comercial del FMI y EEUU.

“Cuidado con manipular este flagelo para generar los consensos de una nueva intervención que, como todas las otras, agravarán más y más la gravísima situación humanitaria que sufre Haití. No alcance a decirlo, ¿pero saben cuál es una excelente forma de ayudar al país? Que Francia devuelva la «deuda de la Independencia», valuada hoy en 17 mil millones de euros. Con eso se podría comprar comida, semillas, tractores y fertilizantes en gran cantidad”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.