Luego que el Ministerio Público (MP) anunciara que tres miembros de la dirección nacional del equipo de Vente Venezuela, liderado por María Corina Machado (MCM), tuvieran órdenes de aprehensión por delitos de traición a la patria y otros tres más, una parte de la oposición venezolana salió en su respaldo.

No obstante, el presidente Nicolás Maduro insiste en que Machado y su camarilla son una «casta corrupta» y «traidores a la patria», junto a otros líderes de la vocería adversa al Gobierno nacional como Julio Borges, Henrique Capriles, Leopoldo López y Juan Guaidó.

Las tensiones entre los dos bandos de la política venezolana llegan a un punto de «no retorno». Excandidatos a las Primarias opositoras, que aspiraban a la presidencia de la República, se reunieron este viernes para reiterar su apoyo a María Corina y exigir la liberación de presos políticos.

En el encuentro encabezado por Delsa Solórzano junto a Freddy Superlano, César Pérez Vivas, Andrés Vivas, Andrés Caleca y Tamara Adrián, los políticos opositores denuncian un «grave» incumplimiento de los Acuerdos de Barbados.Salieron cuatro prisioneros políticos, en el marco del proceso de Barbados, quedaron 272 (presos), ¿Cuántos han detenido después de eso? La situación de los presos políticos sigue siendo exactamente la misma», expone

El Gobierno «amenaza con mayor persecución y con mayor prisión para muchos venezolanos», añade Solórzano. Sin embargo, la posición del Ejecutivo desde la noche de este jueves es contundente: “Aquí no hay perseguidos, hay traidores”.

Maduro, en una nuevo pronunciamiento realizado a las 2:00 p.m. de este viernes en el Palacio de Miraflores y en conmemoración al «Día de la Lealtad», insiste en la narrativa de un presunto financiamiento estadounidense a los partidos opositores.Traición a la patria. Ahí están, hablando contra el pueblo, apoyando a la Exxon Mobil, apoyando a Guyana (…) La casta corrupta de la ultraderecha oligárquica y salen sus amigotes en el mundo a apoyar la Exxon Mobil», comenta.

El primer mandatario nacional hace un llamado a denunciar a estos personajes «en cada pueblo, en cada calle, en cada comunidad, ya basta de traiciones», expresa.

Los expresidenciables se desentienden de estas declaraciones. Para ellos, esto es una maniobra distractora de los verdaderos problemas en el país.

Solórzano asimila las declaraciones del oficialismo con «el cuento de la iguana que le encanta electrocutarse», asegura. «Hoy es la Exxon Mobil (…) Ese cuento no se lo cree nadie»Horas más tarde, la excandidata se pronunció en sus redes sociales sobre el encuentro de este viernes con sus colegas en la política. «Rechazamos la persecución y la nueva arremetida del régimen contra la disidencia política. Esto es un guión repetido, se trata de violencia institucional del Estado».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.