Trujillo fundada por Diego Garcia de Paredes en octubre del año 1557, después llamada ciudad portátil, por ser trasladado a Escuque, Boconó , Motatan y Pampan.

La población comenzó a transitar a lo largo del pueblo por un camino, en compañía de caballos, bueyes, burros, mulas, para transportar las pequeñas cargas de productos agrícolas, que se cosechaban para la época. Este camino fue mejorado y se transformó en la primera arteria vial, que a través de los años recibió el nombre de » Calle Independencia «. Así mismo se construyó otra vía paralela la «Calle Bolívar» después llamada » Calle de Regularización de la Guerra «.

Tanto la calle Independencia como la Calle Bolívar han sido las vias de mayor importancia y trascendencia histórica del pueblo de Trujillo en ambas calles se construyeron gran numero de casas coloniales , iglesias, teatros clubes, conventos y otras instituciones en modelos coloniales, de imponente fachada, atractivos ventanales, altas puertas y sus calles empedradas.

Lamentablemente el poder del comercio fue modificando algunas construcciones legendarias, convirtiéndolas en edificaciones  apropiadas exclusivamente para las necesidades comerciales. En su obra «Trujillo sus Calles y su Gente año 2001 con relación a la calle Independencia, Segundo Barroeta expresa Se considera que fue la primera calzada que tuvo la ciudad, por eso el gran número de casas coloniales, lamentablemente no conservadas y cuidadas como tenía que ser, pues muchas de ellas, fueron abandonadas a la acción del tiempo o derrumbadas por el afán comercial, mal disfrazado con el nombre de progreso «.

La calle Independencia a partir de los alrededores de la plaza Sucre se les llamó calle arriba y calle abajo.

Además de la casa de hospedaje del Libertador también estaba la sede de la Escuela de Inglés Mr. William Hacket, El antiguo Palacio de gobierno, Cárcel Pública, Escuela Federal Cristobal Mendoza, Colegio Federal de Varones, Unidad Sanitaria, Radio Trujillo, Escuela Federal para mujeres, todas en casas coloniales . Al principio en Trujillo a todas las arterias viales se le llamó  calles, con lento crecimiento pobacional se creó  la calle Mirabal, Calle Comercio, Calle Castan, Calle la Candelaria, Calle Fernando Labastidas , Callejón Cruz Verde, Callejón de la Rochela y otras calles.

Después aparece la Av Numa Quevedo, Av. La Paz, Av Ayacucho, Av. Diego Garcia de Paredes, Av. Cuatricentenaria, Av. Mendoza, Av. Cruz Carrillo, Av. Mario Briceño Perozo, Av. Isaias Medina Angarita, Av. Laudelino Mejias al lado la Escuela Técnica Industrial, donde estudié en el año 1970.

Para escribir este comentario recibí algunos aportes del Sr. Odoardo  Torrez ( Lalo el músico), sobrino de Pedro J Tórrez, fundador de Radio Trujillo, Lalo me narró con nostalgia y sentimiento que a la edad de 17 años  trabajó en el tiempo de Valera, como ayudante de los prensistas Rafael Araujo y Rafael Cosme Castillo para la edición del periódico semanal estando de directivos Luis Mazzary y Luis Matheus, también Lalo laboró en las fuerzas armadas policiales cuando su sede estaba al lado de la Catedral de Trujillo, hoy residenciado en la ciudad de San Cristobal Edo. Tachira.

En la imagen se aprecia la imponente estatua del Libertador en la plaza Bolivar,  al frente bajando por la » Calle Bolivar «esta la Catedral, al otro frente de la Plaza por la » Calle Independencia » , está el Palacio de gobierno y subiendo por la acera izquierda se encuentra la majestuosa vivienda colonial, donde llegaba el Libertador cuando visitaba a Trujillo para la firma  del decreto de guerra a muerte en junio de 1813 y los Tratados de Armisticio los días 25 y 26 de noviembre de 1820 . Otras residencias de la Calle Bolivar y la calle Independencia la ocuparon ilustres Trujillanos , como el Dr. Cristobal Mendoza, Dr. Mario Briceño Iragorry  Dr. Laudelino Mejias, Dr. Antonio Sanchez, Pacheco,  Dr. Mario Briceño Perozo, Dr. Rafael Ramón Castellanos,  Monseñor, José de la Cruz Carrillo y otros distinguidos personajes Trujillanos . También se hospedaron los altos comisionados, Rodriguez de Toro, Antonio José de Sucre, José Grabiel Pérez, Ramón Correa, Gonzales de Linares y Pedro Briceño Méndez que firmaron los decretos antes mencionados. 

Hoy los Trujillanos nos sentiríamos alegres y orgullosos con sus casas coloniales y las calles Independencia y Bolivar empedradas como fue antes, y la Virgen de la Paz en su Monumento dando la bendición a los Trujillanos y visitantes a este histórico pueblo. 

Por: Claudio Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.