La expresión que titula estas breves líneas, no sólo es de origen popular sino también de uso generalizado en los ámbitos juveniles. Significa que se está de acuerdo, que bien procede lo planteado o hecho, incluso que se agradece.

Me parece una expresión elocuente,  a pesar de que tenga dos palabras. Para decirlo con otra expresión novedosa: es genial o regenial, es decir: muy buena.

Aplicando el tema a la dura lucha política del presente, la superación de la hegemonía se encuadra a la perfección con el «Sí  va»…

Los mandoneros del poder no se cansan de repetir que no se irán ni por las buenas ni por las malas. Pero el pueblo que anhela un cambio de verdad, podría responder que éso «No va». Entonces el «Sí va», es la salida de los referidos mandoneros, la liberación y la reconstrucción del país. 

Sí va el renacimiento de la democracia. Sí va el respeto de los derechos humanos. Sí va que la catástrofe económica y social quedé atrás como una horrible pesadilla. Sí va que los millones de emigrantes vayan regresando a su patria porque  encuentran un futuro digno y promisor. 

Sí va que se abran caminos, conformes a la Constitución, para que la fuerza del inmenso rechazo a la hegemonía, pueda transformarse en una fuerza de esperanza, de labor colectiva, de esfuerzo por sacar adelante a nuestra derruida nación.

La recuperación de la libertad, de la justicia social, de la soberanía, del aprovechamiento de nuestro inmenso potencial, Sí va. 

Sí va que el conjunto de la población, en convivencia pluralista, y no un despotismo depredador, sea el soberano de una Venezuela posible. «Sí va».

Por: Fernando Luis Egaña 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.