Al cabo de una verdadera carrera contrarreloj y una compleja operación, los 41 obreros atrapados desde hacía 17 días en un túnel que se derrumbó en el norte de India fueron rescatados, ante la feliz mirada de familiares y funcionarios.

El éxito resultó de “los esfuerzos coordinados de numerosas agencias, en una de las mayores operaciones de rescate de los últimos años”, agregó.

Al volver a ver la luz del día, los rescatados fueron recibidos con guirnaldas de flores y por representantes del gobierno, entre los vítores de la multitud, mientras una cohorte de ambulancias con sus luces giratorias encendidas los aguardaban.

Algunos familiares de los rescatados, que los esperaban en el lugar para verlos después de más de dos semanas, confirmaron que los hombres, agotados, salieron del túnel a través de un tubo de acero de 57 metros de largo, en camillas con ruedas.

Los equipos de rescate consiguieron colocar durante el día la última sección de tubo que permitió sacar a los 41 obreros.

En fotos difundidas en redes sociales por los rescatistas se veía a hombres sonriendo y haciendo signos de victoria a medida que finalizaban la perforación, a través de las toneladas de tierra, hormigón y escombros que bloqueaban a los obreros.

Al caer la noche y mientras esperaban que el primer hombre fuese rescatado, los familiares de los trabajadores no podían disimular su alivio.

“Le damos gracias a Dios y a los socorristas que trabajaron muy duro para salvarlos”, dijo Naiyer Ahmad, hermano de uno de los trabajadores atrapados, que llevaba dos semanas acampando en el lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.