Tras el 3D son más las preguntas que las respuestas obtenidas, como siempre, el régimen baraja cifras que contradicen la realidad, sea como sea, esa medición no se corresponde con la realidad, el 100% de los venezolanos estamos conteste con el rescate del Esequibo, sin embargo, la psuvización de las instituciones del Estado atentaron contra la consulta, sin que ello merme nuestra querencia hacia ese territorio histórica e irrevocablemente nuestro.

Lo dicho, el rechazo al régimen era un arma contra el referéndum, desmotivó la participación, a parte, sus objetivos solapaban las ya competencia y facultades previstas en nuestra Constitución que obligan a las instituciones del Estado defender nuestro territorio, conforme al momento en que España reconoció y concedió nuestra independencia. Pero bueno, ya se realizó, allí están los resultados.

El régimen conoce su situación, su crónica debilidad. Las presidenciales 2024 se hacen distantes, a pesar de manejar cifras y números a placer, su precaria condición de impopularidad hace muy cuesta arriba una elección al estilo 2018, con candidatos falsos y enanos en aceptación. Al perder el remanente de su voto duro, incluso una elección prefabricada puede significarle un riesgo.

Más aún, cuando el tema María Corina Machado no pierde fuerza, al contrario, se vitaliza día a día, el resultado del referéndum también la potencia a ella toda vez que, de nuevo, ella advirtió lo que pasaría. Pero las ruinas del 3D no solo son del chavismo, comparte la cuesta baja la falsa oposición, los denominados “Alacranes” quienes con su altísimo rechazo también minaron el camino del revocatorio.

Es necesario hacer un alto, para reafirmar lo anunciado anteriormente a la comunidad internacional en escritos anteriores. Guyana, y sus diabólicos aliados que pretender despojarnos del Esequibo de una manera ruin e ilegal, deben saber que los venezolanos, por encima del oscurantismo que sacude la nación a lo largo de este siglo, estamos decididos a defender nuestro territorio, ello es una irrenunciable convicción ¡No se equivoquen!

Pasó el referéndum ¿Y entonces? El único objetivo alcanzado con éxito fue pasar las páginas de las primarias opositoras y opacar, un tanto, la desencadenada tendencia en las redes sociales de María Corina Machado, esto último lo ha logrado a medias.

Más allá de todo esto, el país continúa en el mismo lugar, a la espera, muy probablemente, del decreto de Estado de Guerra, de Excepción o Conmoción que busque suspender o reprogramar las presidenciales, mientras tanto continúan los salarios de hambre, la inflación, la delincuencia impune, el caos de los servicios públicos, la escasez de gasolina, etc.

El Esequibo es de suma importancia, pero el poder comer diariamente, tener un trabajo y sueldo digno, que el dinero alcance también lo es. El último mes y medio observamos la monotonía de un único tema al margen de la realidad diaria de los venezolanos, una vez obtenido el resultado anunciado por el chavismo estamos a la espera de acciones, muchas de ellas debieron haberse celebrado al día siguiente, como por ejemplo elevar a Estado el Esequibo, pero ello no ocurrió.

El país sigue su marcha, retardataria, oscura, nada distinta a antes de referéndum, todo continuará de ese modo si Venezuela no cambia de rumbo, urge un giro de 180° al que llevamos de forma obligada desde 1999. @leandrotango

Por: Leandro Rodríguez Linárez 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.