El alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, informó que el cuerpo de Neyda Coromoto Rebolledo Tovar será repatriado al estado Trujillo, de donde era oriunda la ciudadana asesinada el pasado lunes en el atentado registrado en el parque Mercedes Ábrego, en pleno centro de la ciudad.

La mujer venezolana, de 45 años, que se dedicaba a la economía informal, vendía café y golosinas, perdió la vida tras la detonación de un artefacto explosivo que estaba oculto en un recipiente de basura, muy cerca de las instalaciones del CAI de la Policía Metropolitana.

El cuerpo de Rebolledo quedó sobre el suelo, gravemente herida. A los minutos, murió. La ciudadana ya contaba con el Permiso de Protección Temporal y, como muchos otros venezolanos, estaba echando raíces en la zona, tras migrar de su país.

Información de La Nación Web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.