Un helicóptero Black Hawks de la División de Aviación Asalto Aéreo de Colombia cayó este 5 de febrero con siete militares a bordo en el departamento de Chocó (oeste), fronterizo con Panamá.

«De manera inmediata las tropas en tierra de la Séptima División del Ejército se desplazaron al lugar donde se reportó el incidente, para adelantar labores de búsqueda y rescate de la tripulación y pasajeros», informó la institución castrense en la red social X.

En un mensaje previo, el Ejército que el siniestro ocurrió en las inmediaciones de la base militar Binacional Cuti, Unguía, Chocó, y se contactó con las autoridades panameñas para realizar la verificación en el área.

Posteriormente, el Ejército colombiano informó que de los siete pasajeros, cuatro perdieron la vida. Se trata del mayor Karol Felipe García Murillo, piloto al mando de la aeronave; capitán Darío Bernal Toloza, orgánico del Batallón de Infantería N.° 46 Voltígeros; teniente Jhon Elder Barbosa, piloto, y el sargento viceprimero Javier Elías Reino, jefe de tripulación.

«Sus nombres estarán plasmados en letras doradas de nuestra historia», escribió la dependencia.

El Ejército colombiano señaló que estará pendiente en todo momento del resto de la tripulación que resultó herida, así como en el acompañamiento a sus familiares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.