Miles de vecinos y vecinas de Madrid han recorrido este domingo las calles de la capital para protestar en defensa de la sanidad pública. La manifestación, convocada y apoyada por 74 organizaciones sociales, ha contado con la participación de 250.000 asistentes según la Delegación del Gobierno y un millón en cifras de los organizadores, que se han dividido en cuatro columnas para finalmente converger en la Plaza de Cibeles.

Bajo el lema ‘Madrid se levanta y exige Sanidad Pública y soluciones al Plan de Atención Primaria’, los habitantes de barrios y pueblos de Madrid han protestado contra la gestión sanitaria de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, al igual que hicieron en la movilización del 13 de noviembre de 2022.

Los participantes de la marcha, que han exigido soluciones al Plan de Atención Primaria que propone el Gobierno regional, han querido así mostrar su apoyo a los profesionales sanitarios que están en huelga indefinida y, a su vez, defender «el derecho a una sanidad pública, universal y de calidad».

Por su parte, Isabel Días Ayuso y el consejero Enrique Ruiz Escudero consideran que esta movilización «no va de sanidad pública», sino que está politizada. «Es una huelga política, lo dijeron y lo van a prolongar hasta las elecciones», indicó la presidenta el pasado miércoles. Asimismo, recordó que solo entre 35 y 50 médicos de 82.000 están secundando la huelga convocada en Atención Primaria en los últimos días, siendo alrededor del 1% de los sanitarios.

¿Qué reclaman los sanitarios?

El paro indefinido de 4.240 médicos de Familia y 720 pediatras de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid arrancó el pasado 21 de noviembre. Casi tres meses después, las negociaciones siguen estancadas y la huelga vive horas bajas, con un seguimiento de la misma en la mañana de este viernes de un 1,39%.

Se trata de la cifra más baja desde que fue convocada por la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts), que denuncia la precariedad de la Atención Primaria y el nuevo modelo de las urgencias extrahospitalarias, con 80 Puntos de Atención Continuada (PAC) 24 horas, pero que sin que todos ellos cuentan con un equipo completo (médico, enfermera y celador).

Los profesionales sanitarios reivindican un mínimo de diez minutos por paciente, una mayor financiación de la sanidad pública, una limitación de las agendas y una mejora de las condiciones laborales de los profesionales para evitar su fuga a otras regiones o países, entre otras cuestiones.

No obstante, el Gobierno autonómico sostiene que se han destinado más de 200 millones al Plan de Primaria y que, además, Madrid es líder en trasplantes, pionera en salud mental y aplica los tratamientos más avanzados. Asimismo, expone que con el nuevo modelo de agendas se pretende reducir el número de pacientes por Médicos de Familia y Pediatra y aumentar el tiempo dedicado a ellos, aunque este proyecto piloto genera dudas al comité de huelga.

En el manifiesto leído durante la protesta, los organizadores han denunciado que se ha producido un aumento de las plazas no cubiertas en los centros de salud, se han dinamitado las urgencias de Atención Primaria creando un auténtico caos tanto en los servicios rurales como en los urbanos, han decidido dejar centros de urgencias sin médico, no construyen los centros de salud comprometidos, ni reforman «los que se caen a pedazos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.