El Órgano de Decisión de la Comisión de Ética independiente de la FIFA impuso este jueves sanciones, por casi medio millón de dólares, a cinco exmiembros de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), que además quedan suspendidos de sus funciones, por sus conductas durante su desempeño en el comité regularizador.

La FIFA explicó en un comunicado que se inhabilitó al expresidente de la FVF y, posteriormente, presidente del comité regularizador Laureano González, para ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol durante cinco años, tras «declararlo culpable de mala gestión de los fondos de la FVF y de la FIFA, incluso mediante un sistema de facturación ficticio», por lo que deberá pagar, además, una multa de 410.363 dólares.

Igualmente, quedó inhabilitado el exmiembro del comité regularizador Carlos Terán por un período de dos años y fue multado con 10.000 francos suizos (9.988 dólares), tras declararlo culpable por «aprobar y aceptar beneficios económicos indebidos en forma de pagos mensuales adicionales».

También fueron sancionados Bernardo Guillamón, Luis Eduardo Fernández y Gilberto Velazo con una inhabilitación de un año, por aceptar beneficios económicos indebidos en forma de pagos mensuales adicionales, aunque la FIFA indicó que esta medida se deja en «suspenso por un período de prueba de dos años».

Guillamón, Fernández y Velazo deberán hacer frente, además, al pago de una multa de 10.000 francos suizos cada uno.

«Las condiciones individuales de las decisiones se han notificado a las partes hoy, fecha de entrada en vigor de las sanciones correspondientes, y en los próximos 60 días se les enviará la notificación del fundamento íntegro, de conformidad con el Código de Ética», agregó la FIFA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.