La más reciente Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (ENCOVI) de la Universidad Católica Andrés Bello, presentada este jueves 10 de noviembre, reveló una disminución en la cantidad de los migrantes que envían remesas y ayudas a sus familiares en Venezuela.

El estudio identificó que en 2022 se redujo de 59% a 49% quienes envían ayudas a sus hogares de origen, en comparación con la ENCOVI 2021.

“Cuando les preguntamos si la cantidad y la frecuencia del envío era mayor o menor con respecto a lo que se hacía, encontramos que hay una disminución importante de los que dijeron que mandaban ayuda en igual cantidad y frecuencia“, explicó la profesora Anitza Freitez, coordinadora del programa ENCOVI.

Entre quienes siguen realizando envíos de remesas y ayudas, la encuesta determinó que 57% de esos envíos se hace una o dos veces al mes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.