El Balón de Oro que Diego Armando Maradona obtuvo tras ganar el mundial de 1986 con Argentina y que estuvo desaparecido durante 30 años podría subastarse en París el 6 de junio. La puja se haría por varios millones de euros y establecer así un récord de venta en el área del fútbol.

«Es difícil establecer un precio. Les podría decir que esperamos que se paguen varios millones de euros, aunque la propia dinámica de la subasta es la que fijará el precio. Esto es un objeto de arte», dijo a EFE Maximilien Aguttes, responsable de ventas de la casa de subastas Aguttes, con sede en Neuilly-sur-Seine.

La recompensa, que se dio por desaparecida durante tres décadas hasta que la compró en 2016 un modesto coleccionista por un precio irrisorio, podría así superar los 9,2 millones de dólares por los que la casa de subastas Sotheby’s vendió en mayo de 2022 la legendaria camiseta que Maradona utilizó ante Inglaterra en el Mundial de 1986.

A tres semanas de la venta, «ya hay mucha gente que se ha manifestado» por este objeto, agregó Aguttes, sin aportar más detalles de los posibles compradores.

El Balón de Oro de aquel mundial del 86, conocido como «Adidas Golden Ball», se le dio a Maradona en una ceremonia en el mítico cabaret del Lido en París. En el acto, también organizado por France Football, hay una foto en la que se retrata a Maradona con el premio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.