El Barcelona mantiene el pulso con el Real Madrid y es líder de LaLiga Santander al derrotar este sábado por 0-1 al Mallorca.

Robert Lewandowski selló la sexta victoria azulgrana del campeonato, la séptima consecutiva en territorio balear desde 2009. El polaco consolidó su condición de máximo realizador del campeonato con su noveno tanto en siete jornadas.

Todo le salió redondo al Barcelona en la isla. Xavi sigue sin perder a domicilio en la competición doméstica desde que hace once meses se sentó en el banquillo y el guardameta alemán Ter Stegen batió su registro de imbatibilidad con más de 555 minutos sin recoger un balón desde el fondo de las mallas.

El Barsa, con bajas o sin ellas, es un rival temible. Aguirre ya lo avisó en la previa. Poco importó que el once estuviera plagado de futbolistas poco habituales.

Piqué, Jordi Alba y Ansu Fati volvieron a la titularidad, Balde jugó reconvertido en lateral derecho para sustituir al lesionado Ronald Araújo.

Xavi tuvo que completar la lista de convocados con tres jugadores del filial y uno de los juveniles para suplir a los lesionados tras los compromisos internacionales.

El que no descansa es Lewandowski. La defensa del Mallorca, con tres centrales de acuerdo a la pizarra de Aguirre desde su llegada, se esmeró en intentar que no tuviera protagonismo en el área.

Pero todas las precauciones fallaron ante un «goleador tremendo, un killer del área», como lo definió el técnico mexicano en la previa del partido.

Lo intentó todo el Mallorca -con el marfileño Lago Junior como estilete- en busca de las tablas en un epílogo eléctrico en el que el conjunto barcelonista, tras superar el susto en un remate cruzado de Kang In Lee que no encontró rematador, tiró de experiencia para asegurar la sexta victoria consecutiva del campeonato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.