El gobierno de Colombia ordenó este miércoles expulsar a diplomáticos de la embajada de Argentina en Bogotá, luego de las declaraciones del presidente argentino Javier Milei contra su par colombiano Gustavo Petro.

Previamente, el embajador colombiano en Buenos Aires, Camilo Romero, publicó en X un mensaje en el que aseguraba que cada vez que se preguntaba a Milei por Petro, este «responderá con insultos».

Del mismo modo, advirtió que si bien el mandatario neogranadino había optado por «restarle importancia a esas ofensas», en tanto «las palabras de Milei hablan más de él que de Petro», su gobierno estaba «explorando todas las medidas» y prometió que «pronto» se anunciarían «decisiones».

Situación reiterativa

A mediados del mes de febrero, la embajada de Colombia en Buenos Aires publicó un comunicado de rechazo «contundente» y «enérgico» a las expresiones que profiriera Milei contra Petro en una entrevista con una televisora colombiana privada.

La representación diplomática considera que estas situaciones reiterativas «deterioran los lazos históricos de amistad entre las dos naciones y representan una ofensa para la dignidad del presidente de la República de Colombia elegido democráticamente por el pueblo de Colombia».

En enero pasado, Bogotá llamó a consultas Romero, tras una arremetida de Milei contra Petro. En aquella oportunidad, dijo que su homólogo estaba «hundiendo a los colombianos» y lo tachó de «plaga letal» para su pueblo.

De su parte, el mandatario colombiano ha respondido a los dardos de Milei señalando que las políticas libertarias que intenta implementar en Argentina, «defienden el viejo objetivo de los nazis». 

Con información de RT.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.