Jhonkenner David Bravo Fino, de 10 años, fue asesinado cuando transitaba con su padre en una motocicleta y fueron abordados por dos delincuentes, uno de ellos identificado como Carlos Enrique Rojas Bustos, de 27 años, en el sector Alí Primera, de la parroquia Rómulo Gallegos, municipio Alberto Adriani, de la ciudad de Mérida.

Los delincuentes abordaron a padre e hijo con la intención de robar la moto, pero ante la resistencia del adulto, los hombres se desquitaron disparándole al niño, quien murió al instante.

Tras el hecho, Rojas Bustos fue detenido por las autoridades policiales, que siguen en la búsqueda de su acompañante.

Con información de La Nación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.