El Estado venezolano rechazó este lunes las acciones ejecutadas por el gobierno de los Estados Unidos y Argentina tras lo que califica de «un robo descarado» de la aeronave Boeing 747-300, siglas YV 3531, perteneciente a la Empresa de Transporte Aerocargos del Sur (Emtrasur S.A.). 

A través de un comunicado de la Cancillería difundo en la red social X del ministro Relaciones Exteriores, Yván Gil, denuncia que estas gestiones tanto la americana como la argentina, «han violado todas las normas que regulan la aeronáutica civil, así como los derechos comerciales, civiles y políticos que asisten a la referida empresa, colocando en riesgo la seguridad aeronáutica en la región».El texto también repudia que «la vergonzosa operación de rapacería se inscribe en la lista de agresiones delictivas en contra de la República Bolivariana de Venezuela, las cuales han sido aplicadas por más de una década desde los Estados Unidos e incluye el secuestro de activos, como la empresa CITGO, y la aplicacion de más de 930 sanciones ilegales, en complicidad con la extrema derecha opositora que actúa como agentes directos del imperio norteamericano contra Venezuela».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.