Las autoridades rusas se negaron hoy por tercer día consecutivo a entregar a la familia el cadáver del líder opositor Alexéi Navalni, que falleció repentinamente el pasado viernes en una prisión ártica.

«No les dejaron entrar. A uno de los abogados literalmente lo sacaron a empujones», informó el equipo de Navalni, que responsabiliza al Kremlin de la muerte de su líder, en su canal de Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.