Este miércoles 3 de enero se hicieron públicos los documentos de una demanda contra Jeffrey Epstein, señalado de tráfico sexual. Se espera que en estos papeles estén los nombres de 177 personas entre las que hay famosos, políticos y empresarios que estarían involucrados en este caso.

La publicación se da por orden de la juez neoyorquina Loretta Preska que atendió una demanda diario estadounidense Miami Herald. Todo apunta a que estos documentos eliminarían el anonimato que hasta el momento se ha tenido sobre la red de amigos y socios que estarían presuntamente involucrados en este tráfico sexual.

Este se convierte en el primer conjunto de documentos que no están editados y que se podrán ver en su totalidad.

El expresidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, sería uno de los salpicados. Dentro de los documentos, una testigo afirmó que el mismo Epstein le contó que le “gustan las jóvenes”.

Además, una de las adolescentes que supuestamente fue reclutada por el pedófilo afirmó que el exmandatario norteamericano la vio dos veces.

La expresentadora de televisión Oprah Winfrey también habría sido una de las clientas de Epstein, junto al príncipe Andrew. Sobre este último, los documentos señalan que él participó en las fiestas.

Los papeles del caso Epstein también revelan que la modelo Naomi Campbell era una cliente. Otro de los nombres es el del famosos físico Stephen Hawking, que supuestamente participó en una de las fiestas que se celebraron en la isla.

En cuanto al expresidente Donald Trump, los documentos por el momento han revelado que el exmandatario no habría visitado nunca la isla de Epstein, reseñó Semana.

Virgina Giuffre, quien fue víctima de tráfico sexual y abuso desde que tenía 16 años, cuando hizo parte de la red de Epstein, aseguró que tuvo un encuentro con un “presidente extranjero” de acento “español”, aunque hasta el momento no se conoce el nombre.

En el año 2019, el pedófilo fue encontrado colgado del cuello en una prisión de Nueva York, en Estados Unidos.

Por ahora, hay una persona condenada por estar relacionada con estas aberraciones. Ghislaine Maxwell, esposa del pedófilo Jeffrey Epstein, fue sentenciada el 28 de junio de 2022 a 20 años de prisión por un juez federal estadounidense por ayudar al difunto financiero a abusar sexualmente de menores.

La condena contra la hija del magnate de la prensa británica Robert Maxwell, de 60 años, quien tiene nacionalidad estadounidense y francesa, es menor a los entre 30 y 55 años que había pedido la Fiscalía.

Amiga de la realeza británica y con romances con multimillonarios, Ghislaine Maxwell era el perejil de todas las salsas del circuito de fiestas del jet set neoyorquino e internacional, aunque con un aura de misterio. Un jurado la declaró culpable de tráfico sexual de menores para Epstein, que se suicidó en la cárcel en 2019 cuando aguardaba a ser juzgado por ese delito.

La Fiscalía la acusó por su “responsabilidad” en el tráfico de menores y la “falta total de remordimientos”, tras reclutar entre 1994 y 2004 a jóvenes menores para ser explotadas sexualmente por Epstein, con quien mantuvo durante casi tres décadas una relación sentimental, amistosa y profesional.

Durante el juicio, la acusación describió a Ghislaine Maxwell, quien estudió en la universidad de Oxford, como la mano derecha y cómplice de Epstein, a quien conoció poco después de la muerte de su padre. Maxwell y Epstein erigieron un entramado para captar decenas de jóvenes, de un entorno sociocultural vulnerable, para satisfacción sexual del financiero, a cambio de dinero.

Por detiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.