Al menos 14 mineros murieron hoy, y otros 7 resultaron heridos, en una explosión registrada en la tarde de este viernes en una mina de carbón en Amasra, en la provincia turca de Bartin, costera del Mar Negro, informó el Gobierno.

En el momento de la explosión, sobre las 18:15 (15:15 GMT), 110 mineros estaban trabajando en un pozo de la mina, explicó el ministro del Interior, Süleyman Soylu, a los medios congregados en el lugar.

Numerosos mineros salieron por su propio pie del pozo, mientras que los equipos de rescate han podido sacar de la mina a siete personas heridas, tres de ellas de gravedad, precisó el ministro.

Además, recuperaron los cuerpos sin vida de 14 mineros, mientras que de otros 7 cuerpos recuperados y trasladados a un hospital se desconoce su estado, añadió.

En las inmediaciones del punto de la deflagración, a 300 metros de profundidad, se hallaban 49 personas, y continúan las labores de rescate para alcanzar a quienes siguen en el lugar, dijo el ministro.

Horas antes, la gobernadora de la provincia de Bartin, Nurtaç Arslan, había explicado que 44 mineros se hallaban en la cota de 300 metros, donde tuvo lugar la explosión, y otros 5 en la de 350 metros bajo tierra.

Una explosión fue la causante

El ministro de Energía turco, Fatih Dönmez, que también ha acudido a Amasra, explicó a los medios que según las primeras evaluaciones el desastre fue causado por una explosión de grisú.

“Hay varios derrumbes parciales”, explicó Dönmez, por lo que un número aún indeterminado de mineros está atrapado en la mina.

“No sabemos nada. Hubo polvo y humo, no pudimos ver qué pasó. Yo salí por mis propios medios. Los que estábamos algo alejados solo sentimos la presión de la explosión, pero no pudimos ver nada”, indicó a la cadena NTV un minero que salió del pozo antes de que llegaran los equipos de rescate.

Accidentes frecuentes

Turquía sufre con cierta frecuencia graves accidentes en las minas de carbón y lignito, que los sindicatos achacan a las escasas medidas de seguridad en un sector escasamente regulado y controlado.

El mayor desastre tuvo lugar en mayo de 2014 en una mina de Soma, en la provincia occidental de Manisa, cuando murieron 301 mineros por un incendio causado por una explosión eléctrica en un pozo.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.