El pasado lunes 19 de septiembre, la reliquia del beato José Gregorio Hernández recorrió todas las calles de Trujillo capital, luego de varios días de presencia por la ciudad.

Durante cinco días la pieza humana del médico de los pobres, caminó por los sectores de la capital del estado, bajo la presencia de la feligresía y del párroco Gustavo Godoy.

La estadía de la reliquia del trujillano universal culminó con una santa eucaristía, presidida por el prebístero Godoy, párroco de la catedral de Trujillo.

En ese sentido, Godoy señaló que “la santidad de José Gregorio Hernández está cada vez más cerca, por tanto la próxima visita de la reliquia será cuando sea canonizado”.

Con información de: @vocesdetrujillove

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.