El exdefensa del Barcelona Gerard Piqué cree que Iñigo Martínez será un muy buen refuerzo para la zaga del conjunto azulgrana, que se ve aún más apuntalada con el fichaje del central vasco para las dos próximas temporadas.

«Coincidí con él en la selección española en alguna convocatoria y es un gran jugador que lleva años en LaLiga, que ha jugado tanto en la Real Sociedad como en el Athletic de Bilbao, dos grandes clubes de España, y que tiene muchísima experiencia», afirmó Piqué en una entrevista concedida a EFE.

El excentral del Barça destacó de Iñigo Mártinez que «sale muy bien con la pelota, tiene muy buen pie y mucho carácter», por lo que cree el defensa vizcaíno, de 32 años, «se adaptará fácilmente».

«Con él, la posición de central va a ser una línea aún más competitiva, porque está Ronald (Araujo), está Christensen, y Jules (Koundé) puede jugar ahí también. El equipo ya demostró la pasada temporada que defensivamente puede competir a un gran nivel y esperemos que siga así», resumió.

Más dudas tiene Piqué sobre cómo afectará al equipo el adiós de Sergio Busquets, quien no aceptó la oferta de renovación del club y la próxima temporada jugará en el Inter de Miami, donde se reencontrará con Leo Messi.

«Hasta que no empiece la competición, no nos vamos a dar cuenta a qué nivel se le va a echar de menos. Busi ha sido importantísimo en la historia reciente del club, porque es un jugador que iba como anillo al dedo al equipo por su forma de entender el juego. Y es cierto que la posición de pivote quizá sea la más importante en un equipo como el Barça, por la forma que tenemos de jugar», reflexionó.

El exfutbolista catalán cree, no obstante, que «hay jugadores en la plantilla» que pueden «suplir bien» a Busquets «como puede ser Frenkie (De Jong)» y que el club también puede «acudir al mercado para buscar alguna otra opción».

En cualquier caso, aún sin Sergio Busquets, Piqué considera que el Barcelona puede aspirar a grandes cosas las próxima temporada: «Ganar LaLiga da mucha tranquilidad y creo que el Barça tiene un equipo muy bueno, gente muy joven con mucho talento y mucho futuro en todas las posiciones».

«Viene una nueva generación que ha demostrado estos últimos meses que puede competir y hacerlo muy bien, y eso hace que, a corto y a medio plazo, las expectativas del club sean muy altas, a pesar de que a nivel económico sabemos que está sufriendo», añadió.

Esta temporada será la del exilio al Estadio Olímpico Lluís Companys por las obras del Espai Barça, una situación que Gerard Piqué considera que «obviamente no es la ideal», aunque admite que «el Camp Nou necesitaba una remodelación».

«Es un ‘impasse’, un año que será atípico, distinto. Pero espero que la gente se enganche al equipo, vaya Montjuïc y llene el estadio», opinó Piqué, que siempre ha dicho que un día le gustaría presidir el FC Barcelona, aunque ahora mismo es un objetivo que ve lejos.

«No cierro la puerta. Lo he dicho en varias ocasiones que es una de mis ilusiones en algún momento de mi vida, pero como proyecto vital ahora mismo no lo veo cercano. Hay otras cosas que me apasionan mucho y quiero seguir centrado en ellas», explicó Piqué, quien dijo estar ahora mismo «cien por cien focalizado» en su trabajo en Kosmos, la empresa que preside, y el proyecto de expansión de la Kings League. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.