La primera mujer piloto comercial de la aviación civil en el estado Zulia, María del Mar Dosil, residente en Miami, Florida,  aclaró algunas dudas de lo que pudo ocurrir con la aeronave YV-3296, donde viajaba la familia Wolter, el piloto Azócar y su esposa. 

A través de un «live» de Versión Final, en su cuenta de la red social Instagram, Dosil, conversó con el capitán Miguel Guevara para hablar sobre cómo estaba conformada la nave y su comportamiento; y el capitán Enrique Martin, piloto y experto en prevención e investigación de accidentes aéreos.

Asimismo, aseguraron que el siniestro se pudo prever desde el aeropuerto. «Un piloto debe prepararse porque desde un día antes saben lo que pasará el día después. Hoy en día la tecnología nos tiene un abanico de opciones y ya todo es satelital», así lo resaltó la piloto.

Por su parte, el capitán Martín precisó que cuando la aeronave despegó, se encontró con un pequeño huracán. «Allí pueden encontrar descargas eléctricas, nieve, hielo, vientos y todo tipo de irregularidad meteorológica».

Durante la entrevista, el capitán Guevara puntualizó que pudieron ser muchos los factores que conllevaron el accidente, recordando que «una cosa fue la decisión del piloto y otra la sorpresa que se pudo encontrar en el camino, recuerden que viento no es lo mismo a tormenta y cuando él despegó, había viento».

Acotaron, que todos los aviones tienen la fuerza para aguantar ciertos castigos por parte de la naturaleza.

En los comentarios hechos por panel de especialistas se reveló, además, que la aeronave había tenido un accidente en el 2023 en Puerto Cabello.

Finalmente, Dosil finalizó el «live» con estas palabras: «El avión tuvo un año inoperativo y metido en el taller, eso también pudo ser un factor determinante».

Con información de Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.