Todo o nada. Venezuela una vez más se sitúa sobre la mirada de la comunidad internacional, que espera con ansias la realización de los comicios presidenciales de 2024, bajo los índices de participación, libertad y transparencia.

No obstante, la inhabilitación de María Corina Machado para ejercer cargos públicos y por ende, postularse como candidata presidencial en el Consejo Nacional Electoral (CNE), representa una de las trabas para el ejercicio de unas elecciones libres.

Así lo afirmó el Parlamento Europeo (PE) en una resolución emitida este jueves, firmada por 450 eurodiputados, donde se reprochan los «nuevos actos de represión contra las fuerzas democráticas en Venezuela: ataques a la candidata presidencial María Corina Machado».

Dentro del documento, se hace referencia al Acuerdo de Barbados, firmado entre el oficialismo y la Plataforma Unitaria Democrática el pasado 17 de octubre, donde se abarcan temas como las garantías electorales y la participación de observadores internacionales en el proceso, entre ellos de la Unión Europea (UE)

De frente a la negativa del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de habilitar a la líder opositora, el PE se ha colocado en un punto de «no retorno», donde exige a los organismos de la UE abstenerse de enviar observadores que validen el proceso, si no le es permitido a María Corina participar de las elecciones.

(El PE) insiste en que la Unión no debe considerar el envío de ninguna misión de observación electoral a Venezuela hasta que existan garantías claras y creíbles de que se respetan en su totalidad el Acuerdo de Barbados y la hoja de ruta electoral, hasta que se habilite a los políticos opositores inhabilitados para el ejercicio de cargos públicos, hasta que se le permita a María Corina Machado participar en las elecciones y hasta que se apliquen
correctamente las recomendaciones de 2021 de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea», se lee en el documento.

A la sentencia del cuerpo legislativo se suma que «no se reconocerán las elecciones ni los resultados electorales si no se respetan estas condiciones», lo que coloca en ‘jaque’ la aceptación internacional del próximo candidato ganador; situación similar que ocurrió en 2019 con la autoproclamación de Juan Guaidó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.