Nueva York, 31 may (EFE).- Un total de 2.200 inmigrantes se sumaron al sistema de albergues de la ciudad de Nueva York en una semana, de acuerdo con la vicealcaldesa para Asuntos de Salud y Servicios Humanos, Anne Williams-Isom.

«Solo la semana pasada, 2.200 nuevos solicitantes de asilo pasaron por nuestro sistema», aumentando el número de inmigrantes bajo cuidado de la ciudad a más de 45.800, incluidos niños, a los que además de refugio brinda comida, servicios básicos de salud y educación para los menores, entre otros.

De acuerdo con Williams-Isom, más de 72.000 inmigrantes han llegado a Nueva York en los últimos diez meses y aunque hasta hace pocos días la mayoría venía desde la frontera de México y EE.UU, enviados por el gobernador de Texas, Greg Abbott, en este momento están llegando también de diversos estados por su cuenta a través de autobuses y aeropuertos.

Igualmente la vicealcaldesa indicó en su conferencia semanal para ofrecer datos del flujo de inmigrantes, que en total Nueva York tiene bajo su cuidado en este momento a más de 95.000 personas, entre inmigrantes y neoyorquinos sin hogar.

La crisis creada por la llegada de los miles de inmigrantes llevó a la ciudad a abrir 157 sitios de emergencia, incluidos nueve centros de ayuda humanitaria, y enviar a los recién llegados a hoteles en condados al norte de Nueva York, algunos de los cuales han demostrado resistencia y han acudido a la corte para parar esta acción del alcalde Eric Adams.

Este fin de semana pasado la ciudad envió a 105 inmigrantes a Albany, capital del estado, y está finalizando los trámites para enviar otros a Buffalo, también al norte del estado.

«Me imagino que la gente probablemente esté acostumbrada a tener meses y meses para planificar algo como esto. No tenemos meses y meses para planificarlo», dijo Williams-Isom.

«Esta ciudad continúa haciendo lo que sea necesario para apoyar a los solicitantes de asilo, pero hemos llegado a un punto en el que el sistema está colapsando y por eso queremos asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos de poder brindar la calidad de atención que queremos para ellos y los neoyorquinos», afirmó además la vicealcaldesa.

La ciudad está evaluando 750 lugares como posibles sitios para ubicar a los inmigrantes.

Además, la ciudad pidió a un juez que deje sin efecto una medida que da a la vivienda a quien lo solicite desde hace 40 años, a lo que se oponen organizaciones como Legal Aid Society y los defensores de las personas sin hogar. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.