Kylian Mbappé, autor de tres goles, dos de ellos de penal, contra Argentina en la final del Mundial este domingo en Doha, igualó el récord de goles marcados en una final de Copa del Mundo del inglés Geoff Hurst en 1966.

Cuando Argentina dominaba 2-0, Mbappé redujo la diferencia de penal en el minuto 80, y después igualó de una potente volea (81), y volvería a llevar las tablas al marcador de nuevo desde los once metros (118) después de que Messi hubiese dado ventaja de nuevo para Argentina. Mbappé suma cuatro goles en finales de Copa del Mundo, con el gol marcado en 2018 contra Croacia. Ahora es el único en ostentar el récord.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.