marcelo

El lateral brasileño Marcelo, presentado este viernes como jugador del Fluminense, evitó hablar de un posible retorno al Real Madrid al finalizar su carrera y manifestó que espera jugar «muchos años» en el club de Río de Janeiro.

«Hoy no es día para hablar del Real Madrid, que hizo mucho por mí. Es un día para hablar del Fluminense y no estoy pensando en salir todavía», respondió en español el futbolista de 34 años en una rueda de prensa después de su presentación en el estadio Maracaná.

Para Marcelo, su prioridad es mantenerse con el Fluminense hasta el final del contrato que firmó hasta finales de 2024, con una opción de extenderlo por un año más.

«Quiero estar aquí muchos años y ganar títulos. No se puede saber lo que va a pasar en el futuro, pero lo que quiero es quedarme aquí por mucho tiempo», afirmó Marcelo.

Desde Brasil, el jugador seguirá la carrera que acaba de iniciar en las divisiones inferiores del Real Madrid su hijo Enzo Alves, de trece años.

«Espero que Enzo me supere», sentenció el lateral, que después de 16 años retorna al club que lo vio nacer en el mundo del fútbol.

A pesar de las ofertas de otros equipos de Europa, que le hubieran facilitado estar más cerca de la carrera de Enzo, Marcelo agradeció el «esfuerzo» y «confianza» del Fluminense por volverlo a tener en sus filas.

«No hay valor que pague el amor que yo tengo por el Fluminense y lo que viví hoy aquí lo quiero retribuir dentro de la cancha. Habían otras propuestas, pero Fluminense es mi casa. Me quedé sorprendido y sin palabras», dijo el lateral después de la calurosa recepción.

La leyenda del Real Madrid fue recibido este viernes en el estadio Maracaná con una fiesta de presentación ante más de 35.000 hinchas del Fluminense, club al que retorna después de 16 años.

«Estoy ansioso por jugar en el Maracaná y volver a vestir la camiseta del Fluminense después de 17 años» y «quiero jugar la Libertadores y soñar con ganarla», manifestó Marcelo.

El insigne lateral evitó también comentar sobre alguna preferencia para jugar como lateral izquierdo, su posición original y de la que el club tiene una carencia que se extiende por varios años, o como volante creativo.

«La posición es lo de menos, pero estoy aquí y voy a jugar donde me necesiten, hasta de portero. No estoy preocupado con la posición» y eso ya lo conversó con el técnico Fernando Diniz, señaló Marcelo.

El hijo pródigo más ilustre del Fluminense debutó en 2005 a los 17 años y rápidamente, en 2007, partió para el Real Madrid, en donde se mantuvo hasta 2022, consiguiendo títulos en España y Europa que lo llevaron a ser catalogado como el mejor lateral izquierdo del mundo.

Marcelo vuelve así a Brasil tras un discreto paso por el Olympiacos griego y hacer historia con el Real Madrid. fuente EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.