El Manchester City venció 4-0 a Fluminense en Yeda, Arabia Saudita, y se proclamó campeón del Mundial de Clubes, cerrando con broche de oro el mejor año en la historia del club.

Ni un minuto pasó del encuentro cuando los “citizens” se pusieron en ventaja con un gol del argentino, Julián Álvarez. El ex River Plate definió con el pecho tras un remate lejano de Nathan Aké, que pegó en el poste.

En el primer cuarto de hora del partido, todo el equipo brasileño protestó un penal del arquero Ederson sobre el delantero Germán Cano, sin embargo, el goleador argentino estaba en posición adelantada.

La mala fortuna volvió a aparecer para el “Flu”, cuando un remate de Phil Foden fue desviado por el defensa Nino, y se metió en su arco para un gol en propia puerta a los 27 minutos.

Ya en la segunda mitad, los arqueros fueron protagonistas, pero Fabio, guardameta de los sudamericanos, no pudo contener la llegada a área chica de Foden, que se deslizó para marcar el tercer gol.

Finalmente, con solo tres minutos por jugar, una gran jugada de Álvarez significó el cuarto gol inglés, doblete y asistencia del joven argentino.

De esta manera, Josep Guardiola se convirtió en el entrenador con más campeonatos del Mundial de Clubes, con cuatro conquistas, dejando atrás con tres a Carlo Ancelotti y Carlos Bianchi.Con el Manchester City consiguiendo su primer trofeo, el Mundial de Clubes se despide tal y como lo conocemos, ya que en 2024 no se disputará para dar paso al nuevo Mundial de Clubes con 32 equipos en 2025, y que se jugará cada cuatro años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.