Las torrenciales lluvias que llevan cayendo sobre el sur de Florida (EEUU) desde el domingo pasado han causado inundaciones, estragos en numerosas barridas, cierre de carreteras y, ayer miércoles, la cancelación de vuelos en el aeropuerto de Fort Lauderdale, ciudad afectada por una advertencia de tornado.

En el sureste condado de Broward, donde se encuentra la citada ciudad, al norte de Miami, se registraron hasta 30 centímetros de lluvia, lo que obligó al cierre del aeropuerto internacional y de varias carreteras.

Las fuertes precipitaciones, acompañadas de intensas rachas de viento, causaron al menos tres avisos de tornados en partes del sur de Florida y de inundaciones repentinas también en el área metropolitana de Miami.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió hoy una «vigilancia de inundaciones» para partes de los condados de Miami-Dade y Broward, donde numerosas zonas se presentan «saturadas» debido a las intensas lluvia que caen desde hace tres días.

Los expertos prevén que las lluvias se desplacen esta noche hacia el norte del estado.EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.