«El gobierno de Venezuela, como anfitrión de estas negociaciones (de paz), debe dar garantías reales de no seguir amparando organizaciones guerrilleras y delictivas colombianas en su territorio», dijo este lunes 21-Nov, la excandidata a la Presidencia de Colombia Ingrid Betancourt.

Las negociaciones de paz con el ELN, que comenzaron en 2017 en Quito y La Habana, durante el gobierno del entonces presidente Juan Manuel Santos, fueron suspendidas en 2018 por su sucesor, Iván Duque, y serán retomadas este lunes en Caracas por decisión del actual presidente, Gustavo Petro.

Para Betancourt, que permaneció más de seis años secuestrada por las FARC, la «negociación con el ELN debe fortalecer la seguridad de los colombianos y no la de los alzados en armas».

En las negociaciones de paz, el ELN estará liderado por Israel Ramírez Pineda, alias «Pablo Beltrán», -segundo al mando de esa guerrilla- como jefe de delegación, papel que ya cumplió en los diálogos de 2017 y 2018, y el resto de participantes aún no han sido anunciado.

Por el gobierno de Colombia están confirmados los nombres de Otty Patiño, exguerrillero del M-19, que será el jefe del equipo negociador, y del presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafourie, enconado enemigo de la guerrilla y cercano al uribismo.

Pese a que se han difundido en medios los nombres de al menos otros 10 negociadores del gobierno, oficialmente no hay ninguna confirmación.

«Reconocemos la pertinencia de nombres como los de José Félix Lafaurie, Otty Patiño (…) que equilibran el equipo negociador, en una mesa que no debe estar ideológicamente sesgada», dijo la excandidata presidencial.

Por detiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.