Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín «El Chapo» Guzmán, ha llegado a Estados Unidos después de ser extraditado desde México, ha confirmado la Justicia estadounidense.

«Esta acción es el paso más reciente en el esfuerzo del Departamento de Justicia para atacar todos los aspectos de las operaciones» del cartel de Sinaloa, ha señalado el fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, en un comunicado.

Guzmán, quien fue arrestado por las autoridades mexicanas en enero de este año, era uno de los narcotraficantes más buscados por Washington por su participación en el tráfico de fentanilo, y se enfrenta ahora a una serie de cargos federales en diferentes tribunales del país.

La extradición ocurrió tras una operación conjunta entre la Administración de Control de Drogas (DEA, en inglés) y el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos.

El Gobierno estadounidense presentó a finales de febrero la solicitud formal ante México para extraditar a Guzmán, arrestado en México en enero. Desde entonces El Ratón, como también se le conoce, permaneció recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, reseñó Telemundo.

El equipo legal de Guzmán intentó detener la extradición con varios amparos ante las cortes mexicanas, obligando a las autoridades estadounidenses a agotar todas las instancias contempladas en tratados internacionales que regulan el proceso de extradición.

Estados Unidos busca juzgar a El Ratón por asociación delictiva para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.