El presidente colombiano, Gustavo Petro, informó que el Gobierno suspendió el cese al fuego vigente con el Estado Mayor Central de las disidencias de las antiguas Fuerzas Armadas y Revolucionarias de Colombia (EMC-FARC), tras una masacre en el departamento de Putumayo (suoroeste) en la que murieron cuatro niños.

«El cese bilateral que había actualmente con este grupo armado en los departamentos de El Meta, Caquetá, Guaviare y Putumayo se suspende y se reactivan todas las operaciones ofensivas», afirma un comunicado del Gobierno fechado el 21 de mayo y divulgado por Petro.

Colombia lleva más de 50 años en un conflicto armado donde han intervenido distintos actores y se han firmado varios acuerdos de paz.

El más reciente se consolidó en 2016, cuando las FARC y el Estado, gobernado entonces por Santos (2010-2018), llegaron a un acuerdo para que la guerrilla dejara las armas y sus combatientes se incorporaran a la vida civil.

Fuente: Sputnik 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.