Giorgia Meloni se impuso con claridad en las elecciones europeas en Italia, al obtener un 28,6 % de los votos, según los primeros resultados, y ahora quiere tener un papel clave en la próxima legislatura comunitaria, donde la extrema derecha cobrará más fuerza.

“Gracias, Hermanos de Italia (FdI) se confirma como el primer partido italiano, superando el resultado de las pasadas elecciones políticas”, cuando obtuvo un 26%, escribió Meloni en sus redes sociales junto a una fotografía con el signo de la victoria.

Con cerca del 10% de los votos escrutados, su partido es el triunfador de los comicios por delante del progresista Partido Democrático (PD), con 25,70%, que se mantiene e incluso mejora los últimos pronósticos, en sus primeras elecciones bajo el liderazgo de Elly Schlein.

Meloni, la “estrella” de la campaña con la que tanto la derecha y la ultraderecha querían pactar, deberá desvelar ahora con estos resultados, en sintonía con los sondeos, si ofrece sus votos a los conservadores del Partido Popular Europeo (PPE) y a la presidenta de la Comisión Europea (CE) saliente, Ursula von der Leyen, o si decide apostar por un pacto con otros partidos de extrema derecha.

Así se lo había pedido hace unos días uno de sus mentores políticos, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, que instó a un pacto entre Meloni y la ultraderechista francesa Marine Le Pen como una “oportunidad histórica para cambiar la mayoría”.

La italiana lidera el grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos (ECR, en sus siglas en inglés), y Le Pen concurre por Identidad y Democracia (ID), pero desde su llegada al poder, en octubre de 2022, Meloni ha mostrado una gran sintonía con Von der Leyen, que le tendió abiertamente la mano en el último debate electoral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.