Familiares de la cantante venezolana Maika Torres, de 38 años, cuyo cuerpo localizaron enterrado el pasado sábado, en una finca ubicada en Chapala, una hora al sur de Guadalajara; aseguraron que ella murió por asfixia mecánica.

Lo que dice el certificado de defunción es que la asfixiaron», afirmó su hermana Silki Torres, en declaraciones ofrecidas a Univisión Noticias.

La consanguínea de Maika señaló que la infortunada «confió en la gente equivocada», y eso «fue lo que provocó su muerte».

Maika era mi niña, era mi hermanita, era un corazón noble, demasiado noble», expresó Silki en medio de lágrimas.

Las autoridades manejan el caso como un feminicidio, y el lunes se conoció sobre la detención de un sujeto cuya identidad no ha sido aportada.

Este martes, la Fiscalía del Estado (FE), a través de la Fiscalía Especial en Personas Desaparecidas (Fepd) informó que se logró la aprehensión de un segundo involucrado en el caso.

De acuerdo con el medio mexicano Partidero, de Jalisco, este detenido quedó identificado como Jaideber R., cuya orden de captura se hizo efectiva y se produjo su presentación ante un juez de Control.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.