Enclavado en los páramos trujillanos, se encuentra el Santuario de la Virgen del Rosario de Durí que este sábado 27 de enero se convertirá en epicentro de fe y devoción a la Virgen María bajo la advocación de la Virgen de Durí.

La diócesis de Trujillo, la parroquia San Juan Bautista de la Mesa de Esnujaque, el presbítero Juan Carlos Abreu, el diácono José Gregorio Velazco y toda la feligresía extienden una cordial invitación para  que la colectividad trujillana se sume a este recorrido de fe y amor hacia el Santuario.

Los habitantes de Monte Carmelo salieron caminando desde la tarde de ayer jueves con la imagen del Cristo de las Raíces  a quienes se van uniendo personas durante su avanzada. Se tiene previsto que arriben a la Mesa el viernes a media noche y salir a las cinco de la mañana  con la imagen de la Virgen de Duri a encontrarse con la Virgen del Talquito que viene también caminando por el páramo desde Jajó.

 Se trata de una organización de muchas personas, la suma de voluntades de todos los feligreses quienes con alegría hacen la invitación a toda la colectividad de la Mesa de Esnujaque y del municipio Urdaneta en  general para que se unan a esta actividad en un ambiente de oración y alabanzas al Señor.

Para la noche del viernes se tiene planificado una vigilia  de oración, cantos y alabanzas por parte de las distintas sociedades y agrupaciones y una vez en el Santuario del Valle de Durí se llevará a cabo la misa concelebrada que contará con la presencia de varios sacerdotes y Monseñor José Trinidad Fernández Angulo Obispo de la Diócesis de Trujillo. 

Para finalizar se extiende sinceras palabras de agradecimiento a los habitantes de La Mesa de Esnujaque por toda su colaboración, a los agricultores y floricultores de la comunidad por su activa participación, también a los habitantes de Durí por toda la disposición y organización de bienvenida. 

Es importante hacerle un llamado a quienes asistirán a la vigésima cuarta peregrinación a Durí para que una vez en el Santuario mantengan un comportamiento de respeto, oración y cuidando el medio ambiente sin dejar desechos durante su paso. 

Carmen Beatriz Alviarez/ CNP 9787

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.