Los peores pronósticos se cayeron. Incluso, también resbalaron los analistas algo más optimistas. El precio del dólar oficial terminó 2023 en 35,96 bolívares por unidad, de acuerdo con el reporte del Banco Central de Venezuela (BCV) de este 29 de diciembre para concluir estos 12 meses con el menor incremento, por mucho, del último quinquenio.

Concretamente, el precio oficial de la divisa estadounidense termina 2023 con un aumento acumulado de 105,60%, mientras que el bolívar encajó una depreciación de 51,36%, un valor que para muchos analistas implica una fuerte apreciación.

Mientras que el precio del dólar en el mercado paralelo subió un poco más, pero no mucho. De acuerdo con @EnParaleloVzla, la cotización no oficial cerró el ejercicio en 39,13 bolívares por unidad, con un incremento de 110,94%. A esta tasa, el bolívar encajó una depreciación de 52,59%.

Al final del año, la diferencia entre el precio oficial y el paralelo de la moneda estadounidense terminó en 8,10%, debido a que el mercado no oficial reportó algo más de inestabilidad en el último trimestre, a pesar de que la oferta de divisas no fue un problema demasiado grave en las mesas cambiarias.

Este resultado obedece a un severo ajuste monetario que se inicio en 2018 y todavía se mantiene.

Concretamente en 2023 se dio el levantamiento temporal de las sanciones a la industria petrolera, lo que permitió mayor volumen y estabilidad de los ingresos del Estado y la incorporación de otros actores al mercado cambiario, como el caso de la petrolera estadounidense Chevron.

El esfuerzo para contener el dólar no fue menor. El BCV gastó en intervención cambiaria 4.799 millones de dólares, al tiempo que la oferta de Chevron pasó de alrededor de 30 millones de dólares en febrero a una cifra estimada en  110 millones de dólares en diciembre; es decir, un alza de 267%.

He aquí la clave para estabilizar el mercado sin acudir a expedientes de control: una oferta que resultó ser sólida.

Por supuesto, este ajuste sigue teniendo algunos efectos no deseables, como la restricción del crédito, derivada de un muy elevado encaje legal bancario que, en la práctica, ha excedido el mínimo normativo de 73% durante prácticamente todo el año.

A pesar de esto, la banca ha logrado incrementar la cartera de crédito en 512,6% en el período de 12 meses culminado en noviembre, según la data de la consultora Aristimuño Herrera & Asociados.

2024 en perspectiva

El economista César Aristimuño, director general de la consultora Aristimuño Herrera & Asociados, señala que es difícil hacer pronósticos muy certeros sobre la evolución del tipo de cambio, pero, en su opinión, el dólar oficial se puede incrementar entre 70% y 80% al cierre del próximo año.

Este escenario obedece a que, en principio, el escenario visto con más probabilidad es que se mantengan las flexibilizaciones de las sanciones, lo que generará un mayor incremento del gasto público, pero también habría una oferta suficiente de divisas por el alza de ingresos petroleros.

Además es un año electoral, por lo que es previsible que los incrementos y frecuencias de los subsidios que otorga el gobierno sean mayores, así como posiblemente mejoren los desempeños de algunos sectores rezagados, por lo que se espera que los salarios en el sector privado mejoren.

Sin embargo, la estrategia cambiaria de intervención con ventas de divisas a la banca y emisión de títulos de cobertura y, en esencia, la disciplina monetaria se mantendrá como línea básica de acción, aunque con posibles flexibilizaciones. Con Información de Banca y Negocios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.