Damaris Angarita de 41 años, madre soltera de dos menores de edad, corre el riesgo de perder su vivienda por el colapso del sistema de aguas servidas en la tercera etapa de Santa Cruz, comunidad ubicada al norte de la ciudad de Valera.

Hoy se cumplen 26 días desde que realizó formalmente la denuncia ante la alcaldía del municipio y a la fecha -ni respuesta ni visita por parte del ente-, agregó la afectada que también estuvo en Hidroandes y Defensoría del Pueblo donde tampoco le dieron respuesta y atención a su problemática.

Tras una reciente visita realizada por el equipo local del Observatorio de Políticas Públicas Municipales “La Gente Propone” Valera y en conversación con otros vecinos del sector, indicaron que 25 familias más están afectadas, pero con menor gravedad.

En dialogo con la Angarita y demás vecinos aseguran estar bastante preocupados por la situación, puesto que con el pasar de los días esta problemática se está agravando cada vez más.

Temporada de lluvia: Vivienda en alto riesgo 

La familia corre el riesgo también de quedar damnificada, a raíz de las lluvias, dado que desde inicios de mes las lluvias se han intensificado, y las condiciones de la vivienda no son aptas para ser habitada.

“Estoy consciente de que mi riesgo es grande, no tengo a donde ir, yo solo pido atención gubernamental como ciudadana mi situación se vuelve cada vez peor”, han sido las peticiones de la ciudadana, mientras retira el exceso de agua que se estanca el baño de su vivienda.

Agregó que si no hay respuesta por parte de las autoridades para atender el problema de cloacas, mucho menos habrá para una reubicación, y esta se niega a pasar años en un refugio en la espera de una vivienda “digna”.

Problema de las cloacas colapsadas en Santa Cruz 

Desde finales de abril, principios de mayo se presentó este problema que comenzó desde las primeras etapas de la comunidad, afectado mayormente esta vivienda.

Su problema llegó al punto de no poder dormir “sacando” día y noche este caudal de agua que se empoza en su hogar. 

“Mis hijos me ven con el trajinar diario y al mismo tiempo la preocupación, a veces los tengo que dejar donde algunos vecinos porque también están preocupados por nuestro futuro”, añadió Angarita.

En ese sentido y con la problemática cada vez más latente, la madre seguirá luchando para poder encontrar al menos una mínima solución ante la problemática, que hoy es de ella, mañana puede ser toda una comunidad.

Un solo deseo: “Solución” 

Los vecinos denunciantes y la señora Damaris Angarita en nombre de la comunidad han solicitado respuestas por parte de los organismos competentes, comentan que no los escuchas, y exigen una solución antes de que se venga una desgracia mayor primeramente con la familia más afectada.

“No solo se estarían lamentando daños materiales, la vida de cualquiera de nosotros también estaría corría peligro si no existe apoyo por parte del ente competente”, señalaron los afectados.

Siendo esta una problemática de gran urgencia, solicitan las respuestas y apoyo para con la familia afectada, hoy Angarita es un problema grave, mañana puede convertirse en toda una , en el mensaje de toda una comunidad que no exige nada más que atención.

Fabiola Matheus /Reportera LGP Valera 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.