Se confirmó la noticia de que el cuerpo hallado en una maleta y oculto bajo una estructura de cemento en la comuna de Maipú pertenece al exmilitar venezolano Ronald Ojeda, quien fue secuestrado nueve días antes desde su departamento en la comuna de Independencia.

La identificación del cuerpo se llevó a cabo mediante huellas dactilares y la verificación de la ropa interior encontrada en la escena del crimen. Las diligencias en el lugar del suceso fueron dirigidas por el fiscal Héctor Barros, encargado de la investigación del secuestro de Ojeda y quien ofreció las informaciones a la prensa.

A fin de ratificar y confirmar la información, complementarla básicamente (…) señalar que se han realizado las pericias al cuerpo que fue encontrado en horas de la tarde por la Policía de Investigaciones en este lugar y finalmente podemos, en base a las pruebas que se realizaron, que corresponden a los restos de la víctima, Ronald Ojeda, que había sido víctima de secuestro”, afirmó Barros.

Durante el operativo policial, también se confirmó la detención de un menor de 17 años por su participación en el delito de secuestro. Aunque este menor ya está bajo custodia, se informó que otras dos personas están identificadas en relación con el caso y serán detenidas en los próximos días.

Las autoridades han mantenido un hermetismo respecto a la identidad de estos individuos y otros detalles de la investigación.

Acontecimientos

Ronald Ojeda, de 32 años, fue sacado de su departamento por cuatro individuos que, vestidos como detectives de la PDI, lo retuvieron por el cuello y lo obligaron a abandonar el edificio en ropa interior, según se pudo apreciar en las imágenes de las cámaras de seguridad. Este suceso ocurrió durante la madrugada del miércoles 21 de febrero, y desde entonces, las autoridades habían declarado la investigación como secreta, manteniendo un hermetismo que generó especulaciones y conjeturas en torno al caso.

La identificación de Ojeda como un disidente del Gobierno venezolano ha agregado un componente político a este caso, sugiriendo posibles conexiones internacionales y motivaciones políticas detrás del secuestro. Según información pública, Ojeda fue expulsado de su país debido a su presunta participación en planes de conspiración en contra del Estado.

El hallazgo del cuerpo en Maipú, en un campamento de viviendas irregulares, ha llevado a los investigadores a intensificar los esfuerzos para esclarecer las circunstancias exactas del secuestro y determinar la posible participación de agentes internacionales en el crimen.

A medida que se develan más detalles, la atención se centra en el posible móvil del secuestro y en las conexiones que Ojeda podría haber tenido tanto en Venezuela como en Chile. El fiscal Barros ha señalado que la investigación continuará para identificar y detener a todos los involucrados en este suceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.