Ocho días después de su fallecimiento en una cárcel en el Círculo Polar Ártico, el cuerpo del opositor ruso, Alexéi Navalni, fue entregado a su madre este sábado 24 de febrero.

Justo después de su muerte, Lyudmila, madre de Alexéi, se acercó hasta la cárcel junto a sus abogados, para pedir ver el cuerpo de su hijo y que les fuese entregado, una petición que tardó varios días en concretarse.

La portavoz de Navalni, Kira Yarmysh, dio la gracias a todos aquellos que exigieron la devolución del cadáver, y confirmó que aún no se ha celebrado su funeral.

«No sabemos si las autoridades interferirán en la manera en la que la familia lo quiere llevar a cabo y que Alexei merece», agregó la portavoz.

Además, señaló las autoridades hicieron que su madre firmase un acta de defunción en donde se especifica que murió por causas naturales, y le dieron tres horas para aceptar un funeral “secreto”, pero Lyudmila se negó a negociar.

Por su parte, la viuda de Navalni, Yulia Navalnaya, acusó al presidente ruso, Vladimir Putin, de estar detrás de la muerte de su marido.

«Lo torturaste vivo y ahora sigues torturándolo muerto. Te burlas de los restos de los muertos», aseguró la mujer.

Los detalles de su deceso aún siguen bajo el misterio, mientras el Kremlin niega cualquier implicación por parte del Gobierno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.