Rusia es «la mayor amenaza para la paz y la seguridad en el espacio euroatlántico», según la declaración formal del Gobierno alemán, que este martes aprobó su nueva estrategia de seguridad nacional.

«La guerra de ataque contra Ucrania es una ruptura radical con la Carta de las Naciones Unidas y con el orden de seguridad europeo basado en la cooperación», según ese documento, que presentó en Berlín el canciller Olaf Scholz.

«El gabinete hoy ha tomado una decisión importante y extraordinaria. Por primera vez en la historia del país tenemos una estrategia de seguridad nacional», declaró Scholz a la prensa en la presentación del documento.

En la estrategia de seguridad alemana se insiste en que con la ruptura del orden de paz europeo «Rusia amenaza directamente nuestra seguridad y la de nuestros aliados en la OTAN y en la UE».

«Ni Alemania ni la OTAN buscan la oposición o la confrontación con Rusia. Sin embargo en la alianza estamos siempre dispuestos y capaces de defender nuestra soberanía y libertad y la de nuestros aliados», se afirma en el documento.

Scholz resumió que la estrategia alemana de seguridad nacional se basa en la identidad de Alemania «anclada en la Unión Europea, en la alianza trasatlántica, la amistad con Francia y «la estrecha cooperación con Estados Unidos».

Además, el canciller confirmó que el objetivo del país es alcanzar el 2 % de su Producto Interior Bruto (PIB) en gasto de defensa.

La ministra de Exteriores, Annalena Baerbock, dijo por su parte en relación con la invasión rusa de Ucrania que «la paz y libertad no caen del cielo. El 24 febrero de 2022 quedó claro lo que nos habían advertido muchos vecinos del este de Europa, que Europa también es vulnerable».

La estrategia alemana de seguridad califica además de «socio, competidor y rival sistémico» y constata que en los últimos años ha aumentado la presencia de «elementos de rivalidad y de competencia».

«China intenta por varios caminos cambiar el orden internacional vigente basado en las reglas, reclama cada vez de manera más ofensiva una posición de potencia e intenta hacerlo siempre en contraposición a nuestros valores e intereses», se asegura en el documento.

En la presentación a la prensa de la estrategia nacional de seguridad participaron además en Berlín el ministro de Finanzas, Christian Lindner, la ministra de Interior, Nancy Faeser, y el de Defensa, Boris Pistorius. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.