El español Carlos Alcaraz arrancó con contundencia su camino en el Masters 1.000 de Indian Wells, al arrollar 6-3 y 6-3 al australiano Thanasi Kokkinakis para avanzar a la tercera ronda de un torneo en el que, de ser campeón, le devolverá la primera posición en el ránking mundial.

Alcaraz no competía desde la final del torneo de Río, cuando una lesión en los isquiotibiales le costó la derrota contra el británico Cameron Norrie, pero el murciano dio excelente señales en su debut en el desierto californiano, donde el año pasado fue semifinalista.

Regresó este sábado a la pista central de ‘Tennis Paradise’, como es conocido el club californiano, y necesitó una hora y 16 minutos para tumbar a Kokkinakis en el primer enfrentamiento entre ambos.

El murciano tuvo una explosión extraordinaria el curso pasado tras este torneo. Se rindió en las semifinales contra su compatriota Rafa Nadal y se coronaría dos semanas después en Miami con el primer Masters 1.000 de su carrera.

Su 2022 terminó con cinco títulos, los Masters 1.000 de Miami y Madrid, los torneos de Río y Barcelona y la guinda de Nueva York, cuando levantó al cielo el primer ‘grande’ de su carrera y se convirtió en el número uno del mundo.

Vuelve a empezar Alcaraz, tras las 57 victorias del año pasado, y es el primer favorito en el cemento de Indian Wells ante la ausencia del serbio Novak Djokovic, que no pudo entrar a Estados Unidos por su negativa a vacunarse contra el coronavirus.

Con camiseta rosada, pantalones cortos amarillos y zapatillas blancas, Alcaraz salió a morder y tan solo necesitó 33 minutos para llevarse el primer set con un 6-3 que refleja solo parcialmente su dominio en la pista.

Solo perdió un punto con su saque y agredió de forma constante, lo que le permitió conseguir la rotura en el primer turno al saque de Kokkinakis.

Sus aceleraciones con la derecha, unidas a una excelente dejada con el 4-1 a favor en el luminoso, desarmaron a Kokkinakis y abrieron el camino al murciano hacia la victoria.

Alcaraz perdonó una bola de rotura en la apertura del segundo parcial y salió de un delicado 30-30 con su saque en el segundo juego, lo que le permitió evitar que Kokkinakis recuperara confianza.

No perdonó su nueva oportunidad de rotura en el tercer juego y selló el ‘break’ que le lanzó hacia la victoria.

Con 3-5 en el luminoso, tras mantener con autoridad sus turnos al servicio, Alcaraz consiguió tres bolas de partido con Kokkinakis al saque. Perdonó las dos primeras, pero aprovechó la tercera para sentenciar el duelo con una elegante volea.

‘I love Indian Wells’, escribió el murciano en la cámara al acabar su partido, para agradecer el apoyo del público en las gradas, que coreó repetidamente su nombre durante el partido.

Alcaraz se enfrentará en la tercera ronda al holandés Tallon Griekspoor, número 36 del mundo, que eliminó este mismo sábado al argentino Guido Pella en dos sets decididos en el desempate.

En el horizonte, el murciano tiene una cita contra un veterano británico como Andy Murray o el joven talento Jack Draper. EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.