El Observatorio Venezolano de la Juventud (OVJ) ha publicado su tercer boletín, enfocándose en la crítica situación de la salud de los jóvenes en el país. Según los resultados obtenidos, los jóvenes venezolanos perciben un empeoramiento en su salud durante el último año, debido a problemas mentales, físicos y de acceso a atención médica.

Uno de los aspectos que resalta en este informe es la valoración negativa que los jóvenes hacen sobre su alimentación. Un preocupante 30% de los jóvenes entrevistados (1171) consideró su alimentación como regular, mala o muy mala. La situación alimentaria de los jóvenes en el interior del país, especialmente en el estado Monagas, es particularmente alarmante, ya que el 46% de ellos valoraron su dieta como deficiente.

La salud de los jóvenes en el estado Bolívar también es motivo de grave preocupación. Uno de cada tres jóvenes en esta región considera que su salud es deficiente, calificándola como mala o muy mala. A diferencia del Distrito Capital, los jóvenes del interior del país mostraron peores valoraciones sobre su alimentación actual, con un 32% evaluándola negativamente.

En cuanto a los problemas de salud mental, el informe revela que el 37% de los jóvenes venezolanos valora su salud mental como regular o mala. Este porcentaje es significativamente más alto que el 14% estimado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poblaciones en riesgo. Es importante destacar que en el interior del país, esta situación es aún más grave, con un porcentaje aún mayor de jóvenes que valoran su salud mental como regular o mala. Esta alta prevalencia de problemas de salud mental entre los jóvenes puede tener un impacto negativo en su desarrollo y su capacidad para contribuir a la sociedad.

El sedentarismo también se ha convertido en un problema de salud pública que afecta el desarrollo y las condiciones de vida de los jóvenes venezolanos. Según el boletín, poco más de la mitad de los jóvenes entrevistados (51%) no practican actividades deportivas o físicas regularmente. Además, se destaca que las mujeres son el grupo más sedentario, con alrededor del 63% de ellas afirmando que no practican actividades físicas o deportivas.

La salud de los jóvenes venezolanos está en crisis. Los problemas de salud mental, físicos y de acceso a atención médica son cada vez más frecuentes, especialmente en el interior del país.

Prensa: Observatorio Venezolano de la Juventud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.