Un gran número de feligreses acompañaron las eucaristías solemnes que se llevaron a cabo este 24 de enero en la ciudad capital en el marco a los 454 años de la Patrona del Estado Trujillo, «Nuestra señora de la Paz».

La eucaristía principal estuvo presidida por el obispo de la Diócesis de Carora y presidente de la Comisión de Educación de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), Mons. Carlos Curiel; acompañado por Mons. Benito Méndez, Obispo castrense de Venezuela; y Mons. José Trinidad Fernández, Obispo de la Diócesis de Trujillo, con presencia de más autoridades eclesiásticas.

Asimismo, se contó con la presencia del Gobernador del Estado Trujillo, Mayor Gerardo Márquez, la Primera Combatiente, Lcda. Reyna Pérez de Márquez, tren ejecutivo y demás autoridades de los poderes públicos, civiles y militares.

Durante la homilía, Mons. Carlos Curiel, expresó que «El mejor agradecimiento para Nuestra Señora de la Paz, es el ejercicio de la sinodalidad al que nos llama nuestra madre y protectora, es el mejor aporte que le podemos dar a la sociedad».

Por ello, exhortó que «con este gozo grande al celebrar a Nuestra Señora de la Paz, es vivir por el camino de la justicia, de la paz y responder siempre con criterios de evangelio… No estamos solos, nuestra madre nos acompañe siempre en el caminar e intercede ante su hijo Jesucristo por cada uno de nosotros».

Prensa Contraloría Trujillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.