El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) resolvió el limbo jurídico en que se encontraba el partido Primero Justicia y decidió designar al diputado de la Asamblea Nacional (AN) del 2020 José Brito como presidente de una junta directiva ad hoc de la organización con fines políticos.

La Sala Constitucional del máximo tribunal decretó una medida cautelar que decide el «nombramiento de una Junta Directiva Ad Hoc para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario de la Organización con fines políticos Movimiento Primero Justicia, presidida por el ciudadano José Dionisio Brito y que estará además conformada por un Coordinador Nacional Adjunto, un Secretario General, un Secretario General Adjunto y un Secretario de Organización, que cumplan las funciones directivas y de representación de la referida organización. Así como la designación de autoridades regionales, municipales y locales».

De acuerdo con la sentencia, la junta directiva ad hoc podrá utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de dicho partido político. Brito entonces quedó facultado para organizar la consulta interna para la necesaria actualización y modificación de los Estatutos de la Organización a los fines de su adecuación.

El TSJ ordenó al Consejo Nacional Electoral (CNE) «de manera provisoria, abstenerse de aceptar cualquier postulación para procesos electorales que no sea acordada conforme a los procedimientos de rigor, por la Junta Directiva Ad Hoc».

Con la decisión, el Poder Judicial también otorga a la junta ad hoc el permiso de «ejecutar los actos de simple administración y mantenimiento de las instalaciones, hasta que se decida el fondo de la presente causa; en consecuencia, se ordena la prohibición de enajenar y gravar sobre los bienes de la organización».

El pasado 15 de marzo José Brito acudió al TSJ para solicitar que se defina quién puede utilizar la tarjeta de Primero Justicia  para postular candidaturas ante el CNE. Brito afirmó que la situación jurídica de PJ está «en un limbo» desde septiembre de 2020, cuando la Sala Constitucional del TSJ suspendió la medida cautelar que lo había impuesto como coordinador nacional del partido.

Brito fue expulsado de Primero Justicia en 2020, luego de que el portal Armando.Info revelara que hizo gestiones internacionales en favor de las tramas de corrupción del empresario colombiano Alex Saab.

Está sancionado por Estados Unidos y la Unión Europea por cooperar con el régimen de Nicolás Maduro en el socavamiento del Estado de derecho.

Fuente: Tal Cual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.