Cuestionamiento/ Asegura Conrado Pérez Linares

Salud, agua y transporte son un desastre en Trujillo

Redacción por 
 el 
Lun, 30 Jul | 2018
Comparte »
La problemática de la salud, el agua y el transporte en la entidad, es realmente alarmante, “hemos llegado a una etapa de colapso total de estos servicios”.
Diputado de la Asamblea Nacional
¿Te gusta?

Calamidad pública

La crisis de la salud, la falta de agua y transporte, se han convertido en una calamidad pública en el estado Trujillo, denunció el diputado a la Asamblea Nacional, Conrado Pérez Linares, quien exige al gobernador del estado, Henry Rangel Silva, soluciones concretas a los problemas, “no más paños calientes”.

Tres de los servicios públicos más importantes para el pueblo, como son la salud, el transporte y el suministro de agua, son un desastre en el estado Trujillo, aseguró el diputado a la Asamblea Nacional, Conrado Pérez Linares, quien indicó que  los centros asistenciales carecen de medicinas, alimentos, equipos, insumos médico-quirúrgicos, personal médico, paramédico y trabajadores.

El transporte adolece de unidades, cauchos, repuestos, lubricantes y combustible. Mientras que el preciado líquido falla a diario, debido a la incapacidad e ineficiencia de Hidroandes, como también a la falta de visión de desarrollo y a la corrupción de los gobernantes de turno, quienes no construyeron el Acueducto Metropolitano, porque se robaron los reales.

Apuntó que la problemática de la salud, el transporte y el agua en la entidad es, realmente alarmante, “hemos llegado a una etapa de colapso en estos servicios, sin que hasta ahora, hayamos visto por parte del Gobierno Nacional, Regional y Municipal, acciones concretas en procura de resolver estos tres problemas, que se han convertido en una calamidad pública”.

Emergencia sanitaria

Considera el declarante que ante el drama de la salud, el gobernador de Trujillo, Henry Rangel Silva, debería decretar la entidad, en emergencia sanitaria, a objeto de recibir por parte del Ejecutivo Nacional de manera directa y sin trabas burocráticas,, los recursos, medicamentos, insumos y equipos que requiere el sector, para atender la grave situación de este sector.

¿Qué se debe hacer con el transporte?

El Gobierno debe asumir que el parque automotor público, ya cumplió su vida útil, las escasas unidades que aún presta servicio, están desvencijadas y deterioradas completamente. En tal sentido, lo sensato es reemplazar con buses nuevos a los ya obsoletos. Ya basta de remiendos y de tanta  improvisación con el transporte.

No más paños calientes

Mientras con el agua, tenemos que reiterarle por enésima vez al gobierno, y en particular al primer mandatario regional, Henry Rangel Silva, que la solución no está en aplicar paños calientes al problema, sino buscarle una solución definitiva, y esa no es otra que construir de una vez por todas, el Acueducto Metropolitano de Valera, obra que debería estar en servicio, pero que por haberse robado los recursos, no ha sido ejecutada.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.