Un grupo selecto con trayectoria de glorias del voleibol trujillano, de 60 años en adelante, se han dado cita de manera religiosa durante las últimas seis semanas en la Cancha Deportiva de Bellavista en la ciudad de Valera, para revivir en cada sábado por la mañana las épicas batallas que una vez les llevaron a lo más alto del voleibol regional.

Estos distinguidos deportistas, entre los que se destacan, Salvador Morillo, Reinaldo Castillo, Bernardo Perez, Josefina de Barrueta, Pablo Barrueta, Oscar Vielma, Andrés Rojas, Víctor Viloria, Rafael Franco, Luis Guillermo Perez, Tito Godoy, Jesús Abreu, Eladio Bencomo, Luis Briceño, Ismael Barrios, Nelson Rojas, Ramón Altuve, Nelva, Néstor Baptista, Virgilio León.

De igual forma, han participado, Alfredo Villamizar, Thailandé Árroyo, Virginia Mendoza, Marilú Arandia, Juan Pérez, Freddy Valecillos, Homero Valecillos, Ramón Peña, Isidro Suarez, Raúl Prieto, entre otros, quienes han honrado y enaltecido el nombre de la región trujillana. Otro que participó con mucho entusiasmo fue el recientemente desaparecido, Dalberto Rodríguez.

La reunión de estas glorias del voleibol trujillano no solo representa un reencuentro con la historia y el esfuerzo de años de dedicación a esta disciplina, sino que están dedicados a entrenar y jugar, afinando sus habilidades y manteniéndose en forma para reeditar su legado deportivo con orgullo y pasión.

Asimismo, es el inicio de un proyecto ambicioso y lleno de compromiso. Se ha anunciado la creación de la Fundación de Amigos del Voleibol, que reunirá a exvolibolistas, exentrenadores, exdirigentes, exárbitros, voleibolistas activos, glorias del voleibol y amigos del voleibol, entre otros, con el objetivo de preservar y promover la pasión por este deporte en la región.

Sin duda, este grupo de deportistas muy respetado sigue demostrando su amor por el voleibol y su compromiso con el legado que han dejado en cada cancha. La historia y la grandeza del voleibol trujillano siguen vivas gracias a estas reuniones u encuentros que enaltecido no solo el alma de cada participante, sino también el espíritu deportivo de la región.

Especial Hablemos de Deporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.