“Extrañamente” Desde finales de 2023 a la oposición le han incrementado dramáticamente su dosis de anestesia, mientras el régimen se radicaliza más y más. El chavismo aprovecha el tiempo para hilvanar una relación de compromiso en torno a la industria petrolera, cuando patee la mesa la comunidad internacional mirará para otro lado, la oposición quedara en el mismo lugar de siempre, nula.

No hay ni un atisbo de racionalidad en la «creencia» que el chavismo, que supo surfear épocas realmente duras, esté pensando hoy, con flexibilización de sanciones e importancia energética duplicada, permitir una elección que perdería… ¡Hoy está más aferrado al poder que nuca en momentos de máximo rechazo! La política nunca es 2+2.

La gran pregunta ¿Cómo hacer el régimen sienta presión/amenaza en el país y se salga de su agenda? El gran reto de una oposición real aún inexistente a pesar de la promesa de María Corina Machado, la mejor carta contra el chavismo.

Continúa “la maldición, las «oposiciones» no han sido las que llevan las iniciativas, salvo la Coordinadora Democrática a principio de siglo, las demás han sido reactivas, actúan tras los escenarios que impone el castrismo venezolano, no olvidemos que cuando el castrismo criollo propone un escenario es porque tiene previsto todas las opciones, por eso se desvive por “lo electoral” a sabiendas es el régimen más repudiado de toda nuestra historia.

Es también por eso que existe la falsa oposición, alacranes, disparatados solitarios, tarifados, vendidos de siempre y pare de contar, quienes se prestan para el espejismo democrático a fin de recibir dádivas, recursos de campaña, cuotas de poder como los emblemáticos casos de AD (ambas) y UNT por mencionar algunos.

Detrás de las recientes inversiones internacionales en PDVSA, se esconde una contraloría hecha por ellos mismos, de manera de asegurar su inversión, el retorno de la inversión y ganancias, ahora, lo que entra al país es otra cosa, administrada por la institucionalidad psuvizada. Por eso insistimos, mientras el régimen ofrezca seguridad de inversión a sus aliados, todo le fluye sin problemas.

No hay ni un atisbo de racionalidad en la «creencia» que el chavismo, que supo surfear épocas realmente duras, esté pensando hoy, con flexibilización de sanciones e importancia energética duplicada, permitir una elección que perdería… ¡Hoy está más aferrado al poder que nuca!

La necesidad energética de USA y Europa favorece al régimen. Guyana y Venezuela son ahora los futuros abastecedores de energía de la región, probablemente, lo que está en mesa de diálogo sea que el chavismo se occidentalice y se aleje de Rusia, China, etc. El chavismo no tiene nada que perder, ya pasó «lo feo».

Para quienes se pregunten ¿Y su rechazo dentro del país? Lamentablemente sin liderazgo real ni capaz ello no se puede cristalizar, más aún, cuando ese liderazgo solo es esperado mágicamente de los sectores partidistas a pesar de no existir democracia ni institucionalidad. La única vez que se hizo tambalear al castrismo criollo fue cuando la oposición fue conformada por todos los sectores del país, hoy eso no ocurre, los partidos secuestran la conducción política, fatídica por demás.

Se requiere una oposición que salga de la agenda del régimen y sepa cómo ejercer presión dentro del país, es la única presión que puede lograr los anhelados cambios.

Por: Leandro Rodríguez Linárez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.