Urnas descubiertas, lápidas robadas, inseguridad y áreas abandonadas muestran la desidia del Cementerio Municipal de Valera

Redacción por 
Hebert Ruiz
 el 
Lun, 26 Ago | 2019
Comparte »
Según algunos residentes de La Floresta, algunos sujetos entran al cementerio especialmente en horas nocturnas para presuntamente consumir sustancias nocivas y al mismo tiempo, están prestos para delinquir.
Fotografías por 
Fotografías por 
Richard Montilla
¿Te gusta?

La Familia Bencomo, quienes residen en el sector La Floresta de Valera, no han podido visitar la tumba de su pariente que fue sepultado hace cuatro meses en el Cementerio Municipal de la ciudad de las siete colinas. La causa principal se debe a la inseguridad del lugar y la falta de mantenimiento del terreno que está completamente ocupado.

En el Cementerio Municipal de Valera, el cual está ubicado en la vía principal de La Floresta, se han robado decenas de lápidas y hay algunas tumbas profanadas, donde se pueden observar varias urnas que están completamente abiertas y en algunos casos, vacías, por lo que genera curiosidad y asombro entre las personas que visitan el lugar.

El terreno es extenso, pero muchos de los familiares que visitan el cementerio no pueden atravesar ciertos costados del área porque la vegetación que creció en el lugar es tan grande que impide el paso peatonal y además, la malesa logró cubrir completamente algunas tumbas, donde ahora resulta imposible para algunas personas encontrar las lápidas de sus parientes.

Uno de los sobrinos de la familia Bencomo fue quien murió en el mes de mayo. En dicho cementerio fue sepultado, pero sus parientes temen regresar a visitar sus restos. “Es muy peligroso. Atrás queda el barrio Santa Eduviges y por allí rondan muchos malandros. Además, todo ese monte largo cubrió parte de la tumba y no tenemos quien nos ayude a cortar eso”, comentaron.

Durante la semana en horario matutino, entre tres y cuatro trabajadores contratados por la Alcaldía Bolivariana de Valera, limpian algunas áreas del cementerio, pero la labor es ardua y no cuentan con las suficientes herramientas.

“Necesitamos más personal para todo este monte que ha crecido. Este cementerio es grande y con solo un palo y machete no podemos abarcar todo. Cuando cortamos un lado ya nos está creciendo del otro. Además por 40 mil bolívares mensual uno no hace mucho”, dijo uno de los trabajadores.

Los obreros de la Alcaldía recomiendan a familiares de los difuntos que al visitar el cementerio, vengan preparados “a cortar monte”.

GUARIDA DE DELINCUENTES

Cuando entran al cementerio más de dos hombres juntos, especialmente jóvenes, los comerciantes que están alrededor del lugar se alertan entre sí y comienzan a asegurar las puertas de sus locales. Habitantes de la zona aseguran que dentro del necrópolis hay guaridas de delincuentes.

Según algunos residentes de La Floresta, algunos sujetos entran al cementerio especialmente en horas nocturnas para presuntamente consumir sustancias nocivas y al mismo tiempo, están prestos para delinquir.

Esta es una de las razones más fuerte por la que familiares se niegan a visitar este cementerio. Del mismo modo, habitantes de los sectores adyacentes hacen un llamado a las autoridades para vigilar constantemente la zona.

ENTIERROS COSTOSOS

Por tratarse de un Cementerio público perteneciente a la municipalidad, los costos de los entierros deberían correr por la Alcaldía, pero en los últimos meses las gastos también deben correr por los familiares.

Gustavo Pérez, habitante del sector valerano Los Sin Techos, contó lo que obreros del cementerio contratados por la Alcadía le exigieron para sepultar a uno de sus familiares. “Me pidieron dos pacas de cemento para hacer la mezcla y además me exigieron un dinero para completar el trabajo. Cuando fue el sepelio en lugar de colocarle lápidas, pusieron latas y con ese cubrieron el hueco y ¿las pacas de cemente que di? Pues se perdieron”.

Otras personas denunciaron que presuntamente algunos sujetos sacan los cadáveres y roban las urnas, pero desconocen la razón por la que supuestamente realizan estos actos. Sin embargo, el equipo reportir de Diario El Tiempo pudo constatar que sí hay urnas completamente descubiertas y algunas están vacías y además, hay decenas de lápidas que se robaron.

La ciudad de Valera se acerca al bicentenario y varios de sus sitios públicos lucen en abandono como lo es el Cementerio Municipal que, a pesar de tener poco obreros trabajando en el lugar, no es suficiente para mantener el terreno donde el 70% está completamente deteriorado y en el cual sirve para que sujetos realicen actos vandálicos por la falta de seguridad.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.