Planes de contingencias para atender crisis no pueden ser ejecutados

Trujillo afectado por paralización de planta de llenado ULÉ

Redacción por 
Hebert Ruiz
 el 
Sáb, 15 Jun | 2019
Comparte »
Gas Comunal en Cabimas sólo pudo llenar en el pasado mes de mayo apenas 56.000 cilindros, cuando en temporadas anteriores tenía la capacidad de surtir hasta 203.000 bombonas.
 Planta de Llenado Cabimas recibía por tubería el gas desde la Planta de Fraccionamiento Ulé por la cercanía, pero desde finales de abril empezaron a recibir una o dos cisternas semananles
Fotografías por 
Pdvsa
¿Te gusta?

Desde finales del mes de abril laparalización de la planta de llenado Ulé, ubicada en Ciudad Ojeda, afectó la repartición de gas doméstico para Trujillo, situación que obliga a Gas Comunal trasladarse hasta Anzoátegui para surtir del líquido, generando retraso en la distribución para esta zona andina.

Con la crisis y la poca cantidad de cisternas recibidas en el estado Trujillo, ya no se pueden desarrolara planes de contigencia, debido a que la Planta de Gas Comunal en Cabimas sólo pudo llenar en el pasado mes de mayo apenas 56.000 cilindros, cuando en condiciones normales tenía la capacidad de envasar hasta 203.000 bombonas mensual.

“El que no reciban buques con gas en Planta Ulé, limita a que Cabimas pueda desarrollar un plan de contingencias para atender el déficit de la Costa Oriental y de otros estados vecinos como Trujillo, Táchira y Mérida, porue era la única Planta de Llenado que recibía por tubería el gas de la Planta de Fraccionamiento por la cercanía, pero desde finales de abril empezaron a recibir una o dos cisternas semananles”, explicó un empleado de la empresa que ahora pasará a ser de la gobernación del estado.

Esta problemática limita la posibilidad que Trujillo a través de Gas Comunal y de las plantas privadas, puedan hacer un plan de distribución en la entidad.

Funcionarios de la estatal gasífera indicaron que cuando Trujillo no recibía las cisternas en época decembrinas o de alta demanda, se enviaban gandolas con cilindros para llenar en la planta de Cabimas o en su defecto, éste llenado enviaba grandes vehículos con bombonas o transporte de granel para llenar la capacidad completa. Ahora la situación es totalmente adversa.

RANGEL PIDE PACIENCIA

Pido al pueblo paciencia”, dijo el gobernador Henry Rangel Silva, durante una alocución el pasado 13 de junio. La máxima autoridad del estado también se refirió a los buques que ya no llegan al país.  

“Las embarcaciones que traían el gas doméstico desde el llenado de Jose hasta la Costa Oriental, dejaron de prestar servicio por influencias de quienes quieren dañar al pueblo venezolano. Eso nos hace tener que ir hasta el estado Anzoátegui”, aclaró el gobernador.

Rangel Silva aseguró que tiene “planes alternativos” para sobrellevar la situación.

“Recogemos todas las bombonas de distintos sectores y en una gandola llevamos más de mil cilindros hacia Guatire. Desde allá traemos la cantidad de bombonas que equivale a cuatro viajes de un camión cisterna de gas”, afirmó.

La crisis de gas doméstico como en la mayor parte del país, se incrementa en el estado Trujillo. Recientemente Nicolás Maduro ordenó que Pdvsa Gas Comunal sea asumida por las  gobernaciones del país o protectores en los estados donde la oposición se encuentre en el Ejecutivo Regional.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.