Muchas mujeres reciben fuertes insultos

Trujillanos sufren xenofobia en Panamá: “Nos dicen que a los venezolanos nos falta poco para sacarnos”

Redacción por 
Hebert Ruiz
 el 
Mié, 07 Ago | 2019
Comparte »
A pesar de los insultos recibidos constantemente y la ola de rechazos que se generó desde hace semanas hacia los venezolanos, los trujillanos y ciudadanos naturales de otros estados del país suramericano, continúan sus labores y actividades que desempeñan en la nación extranjera.

La xenofobia en Panamá aumentó en las recientes semanas y tanto los trujillanos como venezolanos en general, sufren las consecuencias de un rechazo que últimamente se incrementó por discursos políticos que incitan al odio.

La diputada por el Partido Revolucionario Democrático en el Parlamento Panameño, Zulay Rodríguez, provocó un revuelo mediático que se extendió a nivel internacional, donde fomentó un discurso radical y populista amparado y “justificado” en el nacionalismo, lo que despertó en un sector de la sociedad panameña, un sentimiento de rechazo hacia los extranjeros, principalmente dirigido a los de nacionalidad venezolana y colombiana.

Diario El Tiempo logró contactar a tres trujillanas que desde hace más de un año están residenciadas en distintas ciudades de Panamá. Cada una ofreció sus testimonios ante la ola de rechazos que se percibe en el país ubicado al sureste de América Central.

“LES FALTA POCO”

Laura Castellanos, quien vivió en Valera y ahora se encuentra en ciudad de Panamá, aseguró que ya siente un clima tenso. “Aquí realmente no hay una xenofobia como en Perú o Chile, pero he visto que niños de la escuela donde estudia mi hija repiten lo mismo que sus padres: Los venezolanos de mier… se van”, lamentó.

Según la trujillana, el problema es que ellos (panameños) generalizan el rechazo. “La misma Diputada, si es que se le puede llamar así, ha creado este ambiente y tristemente la mayoría de la población la apoya. No estoy en contra de un control migratorio, sino que rechazo la manera en que se expresan directamente hacia una nacionalidad específica”, expresó.

“Se ha llegado al punto donde al llegar a una tienda, escuchan tu acento y comienzan a decir: Ya falta poco para que se vayan”.

Castellanos contó que en determinadas ocasiones cuando entra a un bus público escucha que digan: “Gracias a los extranjeros no tenemos trabajo”.

Otros de los comentarios que escuchó: "Todos los venezolanos son mier…”

ODIO POR LAS REDES SOCIALES

Para Claudia Rivera, una trujillana que hace más de un año vive en San Miguelito, Panamá, la xenofobia se genera por las redes sociales. “De eso me di cuenta antes de venir aquí, porque ya me estaba enfermando de tanto leer comentarios negativos”.

En Panamá la comunidad venezolana es muy grande, indicó Rivera, quien resaltó que los venezolanos “están por todos lados, incluso, más que los propios panameños”.

“La xenofobia es más que todo de parte de la tercera edad y más porque hay mucha gente ignorante, personas que obviamente nunca han estudiado en su vida. Ellos hacen protestas con unas 20 o 30 personas cuando mucho y lo que dan es risa. Pero en realidad son muy pocos”, dijo.

De acuerdo a la experiencia de Claudia, el venezolano en Panamá “está pendiente es de sumar y ahorrar para ver qué se puede hacer”.

“Sí hay muchos ilegales por mala cabeza. Pero yo en menos de un año saqué mi residencia, permiso de trabajo y los carnés de salud; fue un platero pero era necesario”, reconoció.

FUERTES INSULTOS A VENEZOLANAS

“En Panamá todos en algún momento hemos vivido casos de xenofobia, quizás unos más leves que otras. Desde el 2017 había disminuido estos casos por el tema del visado, pero recientemente con la nueva diputada, ha hecho que renazcan las polémicas”, afirmó Alejandra Osorio, una joven valerana de 27 años quien se encuentra residenciada en Ciudad de Colón, Panamá.

La joven trujillana lamentó que el rechazo se escuche como tema de conversación hasta de los taxistas. “Hablan para bien y para mal. Se reciben muchos hostigamientos y rechazos por la diputada y algunos panameños. Unos dicen que aprueban las propuestas y otros no”, comentó.

El Director Técnico del equipo de fútbol panameño iba a hacer el venezolano César Farías, pero a última hora fue cambiado por un ciudadano argentino. Esa noticia la celebró grandemente la diputada izquierdista, Zulay Rodríguez, y generó mucha xenofobia hacia los venezolanos.

“Hace poco yo iba saliendo de compras en un supermercado y en el estacionamiento venía un chofer a alta velocidad, donde no debería hacerlo, y casi me arrolla si no me muevo rápido. Luego suelto las bolsas, le hago un reclamo sin faltarle el respeto y me ignoró, así que le golpeé el vidrio del carro y allí volteó diciéndome:

- ¿Qué te pasa, mald*** muerta de hambre? ¡Vete a tu país! Aquí vienen a comernos la comida… - También le dijo a mi novio: - Ponle un bozal y una cuerda a tu perrita, porque como típica venezolana, todas son unas per***.”–

Para Osorio, el odio no es justificado, no hay nada sostenible del porqué de la Xenofobia. “Hablan de una supuesta “competencia desleal” cuando hay 25 carreras vetadas para extranjeros, ¿Quién entonces está compitiendo de forma desleal? Aquí dicen que nosotros le vinimos a quitar el trabajo a los demás, pero es mentira”, recalcó.

 

A pesar de los insultos recibidos constantemente y la ola de rechazos que se generó desde hace semanas hacia los venezolanos, los trujillanos y ciudadanos naturales de otros estados del país suramericano, continúan sus labores y actividades que desempeñan en la nación extranjera.

“No estamos pendiente de los demás ni estamos aquí por gusto, nos hemos acostumbrado, sí, pero igual extrañamos nuestro país”, concluyeron.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.