Se cumplen dos años del intento frustrado de ingresar ayuda humanitaria a Venezuela

Redacción por 
 el 
Mar, 23 Feb | 2021
Comparte »
Fotografías por 
Cortesia
¿Te gusta?

Este martes 23 de febrero, se cumplen 2 años del intento frustrado de ingresar ayuda humanitaria al país, desde varios puntos fronterizos desde Colombia, Brasil y Curazao.

Luego de haber sido juramentado como presidente del Parlamento el 5 de enero de 2019, Juan Guaidó asumió las competencias del ejecutivo como presidente interino de Venezuela. En ese contexto de atención internacional, el 23 de febrero de ese año, en una operación encabezada por Estados Unidos, diversos sectores de la comunidad internacional enviaron gran cantidad de asistencia humanitaria a puntos claves de Colombia y Brasil, además de la isla de Curazao.

Pero las fuerzas de seguridad leales a Nicolás Maduro cumplieron con la promesa de impedir la entrada de contenedores cargados con aproximadamente 600 toneladas métricas de ayuda.

Esta situación significó una revés para la oposición que había prometido que “sí o sí” la asistencia entraría a territorio venezolano.

Los Hechos

El día había empezado con mucha esperanza. Dos camiones con ocho toneladas de donaciones de Estados Unidos y Brasil llegaron a Pacaraima desde un depósito en una base área de Boa Vista, la capital de Roraima, acompañado por el canciller brasileño, Ernesto Araújo, y la embajadora designada por Guaidó para Brasil, Teresa Belandria.

"La expectativa es que una luz se encienda y se abra la frontera", dijo Araújo. "La ayuda entra sí o sí", declaró Belandria.

Los vehículos, cargados con sacos de arroz, leche en polvo, medicinas y kits de primeros auxilios para paliar la asfixiante escasez que sufren desde hace años los venezolanos, fueron estacionados en un punto intermedio entre las aduanas de los dos países. Inmediatamente, fueron rodeados por centenares de venezolanos, que entre gritos y consignas contra el «dictador» Maduro celebraban poco menos que el inicio de una nueva era.

Pero las horas fueron pasando, los camiones no se movían y el hastío y el sol empezaron a hacer mella entre los manifestantes, enardecidos repentinamente por el paso de dos ambulancias con heridos procedentes de los incidentes de Santa Elena del Uairén.

 Hasta que súbitamente los camiones regresaron a Pacaraima. Unos 50 jóvenes del lado venezolano lanzaron entonces cócteles molotov y piedras contra los militares que bloqueaban la frontera y contra un puesto del ejército, donde dos vehículos ardieron en llamas.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si eres un visitante humano o no y para evitar el envío automático de spam.